Un buque del Instituto de Oceanografía analizará el ecosistema marino del noroeste peninsular

Este año los objetivos de la campaña se centrarán en confirmar el buen estado de salud de la población de xarda y determinar si la población de sardina empieza a experimentar la recuperación.

 buque oceanográfico Miguel Oliver
El objetivo es elaborar un atlas del ecosistema marino de la zona. / Foto: Salvador García (IEO)

Redacción. Científicos y técnicos de los centros oceanográficos de Santander, A Coruña, Vigo, Cádiz y Baleares del Instituto Español de Oceanografía (IEO), estudiarán, a bordo del buque oceanográfico Miguel Oliver, el ecosistema marino del noroeste peninsular, incluida la costa asturiana.

El buque, perteneciente a la Secretaría General de Pesca, llevará a cabo una nueva campaña de la ‘serie Pelacus’, en la que estudiarán desde el plancton más pequeño hasta ballenas a fin de elaborar un atlas del ecosistema marino de la zona. Según ha explicado el IEO, la campaña se realiza sistemáticamente cada año desde 1983 y se convierte en un observatorio único del ecosistema pelágico que sirve para evaluar su estado de salud, en concreto el de las sardinas y las xardas.

La campaña se inicia el viernes, 13 marzo, en Vigo y finalizará el día 16 de abril en Santander. El atlas del noroeste español se elaborará a base de datos del viento, temperatura, salinidad, clorofila, plancton fraccionado en diferentes tamaños, distribución de huevos de sardina, anchoa, jurel y caballa, mamíferos marinos, aves o microplásticos.

Para ello se llevarán a cabo más de 50 pescas para la identificación de peces, 125 estaciones que permitirán hacer perfiles en tres dimensiones de la columna de agua y se recorrerán más de 1.200 millas náuticas.

Este atlas se complementará con una serie de estudios específicos que incluyen el análisis de la estructura de tallas, edades, sexo y estado reproductivo de las principales especies de peces, el análisis de los contenidos estomacales, toma de muestras para la determinación del nivel trófico o el análisis genético de las poblaciones de sardina y anchoa.

El jefe de campaña será Pablo Carrera mientras que la investigadora principal del proyecto es Isabel Riveiro, ambos del Centro Oceanográfico de Vigo.

En la evaluación realizada en 2014, el panorama fue “esperanzador” para la xarda pero “preocupante” para sardina. Mientras la primera alcanzaba unos valores de biomasa por encima de la media observada en los últimos años, la segunda sigue en un estado de producción muy bajo, muy por debajo de la media.

Este año los objetivos de la campaña se centrarán en confirmar el buen estado de salud de la población de xarda y determinar si la población de sardina empieza a experimentar la recuperación.

El programa se centrará también en la población de anchoa y jurel, por haber tenido un buen comportamiento en el reclutamiento de 2014. La campaña permitirá confirmar las expectativas sobre estos recursos para la flota española.

También se estudiarán otras especies que juegan un papel importante en este ecosistema como la boga, el estornino o cabalón o el ochavo y se cartografiará la abundancia y áreas de distribución de estos recursos.

Esta campaña está financiada al 50% por la Unión Europea a través del programa que desarrolla el Reglamento Marco para la Recopilación, Gestión y Uso de Datos del Sector Pesquero y el Asesoramiento Científico en Relación con la Política Pesquera Común (DCF) y se coordina con las que llevarán a cabo Portugal y Francia en aguas del Atlántico y golfo de Vizcaya.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.