El Gobierno llevará a cabo 46 medidas de adaptación al cambio climático

En el marco del denominado Plan Adapta se realizarán proyectos en 15 comunidades autónomas, Ceuta y Melilla, todas ellas zonas donde los estudios indican que es necesario actuar con prontitud.

Presentación del Plan Adapta por parte de la ministra García Tejerina. / Foto: Europa Press.
Presentación del Plan Adapta por parte de la ministra García Tejerina. / Foto: Europa Press.

Europa Press. La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha anunciado la puesta en marcha del Plan Adapta, con el que se destinarán 12,1 millones de euros a 46 iniciativas de adaptación al cambio climático, de las que 40 se impulsarán a partir del mes de abril, principalmente en el litoral, el dominio público hidráulico y Parques Nacionales.

Los proyectos se realizarán en 15 comunidades autónomas, Ceuta y Melilla, todas menos Navarra y La Rioja, porque se han elegido zonas donde existen estudios que indican que “hay que actuar” porque se están deteriorando.

En concreto, el partida más significativa se la llevan los proyectos destinados a la adaptación de la costa española al cambio climático, que se enmarca en la Estrategia Española de Adaptación de la Costa que está en fase de Evaluación Ambiental Estratégica y que contempla un total de 9,5 millones.

La ministra ha puesto de ejemplo algunas de las 17 actuaciones en el litoral tales como la regeneración de las marismas de A Xunqueira de Areal en Puebla de Caramiñal (La Coruña); la recuperación del estuario de San Martín de la Arena en Cantabria o la restauración ambiental de los ecosistemas de la Pletera (Gerona) o la actuación en el playazo de Nerja (Málaga).

La ministra ha añadido que al apartado de adaptación al cambio climático y conservación del medio natural en el dominio público hidráulico se destinarán 1,69 millones de euros a tres proyectos, dos de ellos en Castilla y León. Se trata de la restauración de la Laguna de Lastras de Cuéllar y Hontalbilla (Segovia) donde se tratará de “recuperar” las lagunas del gran arenal de Tierra de Pinares, a la que se destinarán 700.000 euros. García Tejerina ha destacado que este es un “ecosistema único en el interior de la Península y de gran valor ornitológico” que precisa una restauración ambiental “inmediata” por el riesgo existente de degradación e incluso de pérdida del ecosistema.

Asimismo, se acometerá una restauración fluvial en el río Ucero (Soria) donde se reordenarán las antiguas defensas contra inundaciones existentes, sobre todo en el entorno del Burgo de Osma. “Nuestro propósito además es cumplir los objetivos del Plan de Gestión de este espacio natural protegido, fijar CO2 al incrementar el bosque de ribera, crear pasos piscícolas en los azudes existentes y mejorar el uso social del entorno”, ha subrayado.

Plan Adapta.
Zonas que se verán beneficiadas por el Plan Adapta.

Creación de reservas naturales en ríos. En este ámbito, la ministra ha anunciado un “novedoso” plan por el que se realizará una Declaración formal de Reservas Naturales fluviales de las 12 cuencas intercomunitarias. Una vez identificadas y declaradas las Reservas, se procederá a la redacción de un Plan de Gestión Piloto de una Reserva seleccionada que permita convertirla en valor de referencia, tanto científica como social y culturalmente.

Según ha precisado la directora general del Agua, Liana Ardiles, tras la rueda de prensa, la iniciativa se englobará dentro de la revisión de los planes de cuenca hidrográfica de las 12 cuencas intercomunitarias que se declaran por Real Decreto Ley y, según las primeras estimaciones, la cifra de las nuevas reservas en estas cuencas puede estar en torno a un centenar pero “serán más en el futuro”.

La tercera de las áreas, a la que se destinan 900.000 euros se dirigirá a actuaciones en los Parques Nacionales, porque aunque según la ministra tengan una mayor capacidad de resistencia a la degradación, el cambio climático puede producirles afecciones cuyo impacto es necesario “prever y reducir”.

En este ámbito, se restaurarán y crearán hábitats para anfibios, de los que ha dicho que son uno de los grupos de vertebrados que más sufrirá el aumento de temperaturas y la disminución de pluviometría, así como la puesta en marcha de un dispositivo de detección y alerta temprana de especies invasoras que suponen una “amenaza importante para la biodiversidad”. Asimismo, se elaborará una estrategia de gestión de adaptación de las masas forestales frente al cambio climático en la red de Parques Nacionales, con la que se analizará la funcionalidad de las masas forestales.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.