Comprueban que aplicar una técnica de acupuntura a mujeres embarazadas reduce el número de cesáreas

Investigadores de la Universidad de Granada afirman que, si se incorporase esta técnica dentro del Sistema Sanitario Público andaluz, se evitarían alrededor de 581 cesáreas al año, lo que supondría un ahorro de 2,3 millones de euros.

En el Moxibustión se utiliza una planta y se aplica calor.
En el moxibustión se utiliza la artemisa y se aplica calor.

Redacción. Científicos españoles han comprobado que aplicar la moxibustión, una técnica milenaria de acupuntura china, a mujeres embarazadas entre las 33 y las 35 semanas de gestación puede ayudar a reducir hasta un 25% el número de cesáreas. Esta investigación, pionera a nivel mundial, ha demostrado que el uso de esta técnica en mujeres cuyo feto tiene posición no-cefálica ayuda a que éste se coloque en posición cefálica, evitando así tener que practicar cesáreas.

La moxibustión, un método terapéutico declarado en 2010 por la Unesco Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, se realiza con una planta conocida como artemisa (Artemisia Vulgaris) o hierba de San Juan, a la que se da forma de cigarro puro denominado moxa y se aplica con calor en el cuerpo del paciente.

Esta investigación ha sido publicada en la revista Acupuncture Medicine, de la British Medical Acupuncture Society (BMAS), editada por el prestigioso grupo editorial British Medical Journal (BMJ). Su autora principal es la investigadora del departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Granada Leticia García Mochón, y en ella han colaborado también la Escuela Andaluza de Salud Pública, los centros de salud San Andrés Torcal (Málaga) y Doña Mercedes (Dos Hermanas, Sevilla), el Instituto de Salud Carlos III y la Agencia Sanitaria Costa del Sol (Marbella, Málaga).

Leticia García Mochón.
Leticia García Mochón.

En el punto de acupuntura Vejiga 67. El objetivo de este estudio era analizar la relación coste-efectividad de la utilización de la técnica de moxibustión para corregir la posición fetal podálica, y disminuir así el número de cesáreas realizadas a término de embarazo. Para ello, los autores elaboraron un modelo determinístico de análisis de decisión, que compara el porcentaje de partos con feto en posición cefálica y el coste del tratamiento de aplicación de calor mediante la combustión de Artemisia Vulgaris (moxibustión) en el punto de acupuntura denominado Vejiga 67 (BL67), en mujeres embarazadas con feto en posición no-cefálica entre las 33-35 semanas de gestación.

Los resultados muestran que la moxibustión evita el 8,92% de partos con feto en posición no cefálica en comparación con el tratamiento convencional, lo que supone un ahorro de coste de 107 euros por parto, debido principalmente al ahorro de costes de las cesáreas evitadas. El metanálisis realizado muestra un RR de versión de presentación fetal no cefálica a término de embarazo de 0,35 IC95% (0,16-0,76).

Por otro lado, los diferentes análisis de sensibilidad muestran que la moxibustión puede evitar entre el 8% y el 25% de las cesáreas. “Tomando datos del Conjunto Mínimo Básico de Datos de Hospitalización (CMBD) del año 2013, si se incorporase esta técnica dentro del Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA), se podrían evitar alrededor de 581 cesáreas al año, lo que supondría un ahorro de costes de 2,3 millones de euros al año”, apunta Leticia García Mochón.

Por otra parte, un resultado inesperado de este estudio ha sido la mayor incidencia de cesáreas en presentación cefálica en el grupo moxibustión (19%) que en el grupo control (13,3%).”No tenemos ninguna explicación a este hecho, pero quizás pueda ser un ejemplo de ‘ceguera inducida por la teoría’, dada la dificultad de integrar las técnicas de acupuntura en el paradigma estándar de la medicina occidental”, advierte la investigadora.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.