Yon González: “Iba para mecánico de coches, pero la vida me propuso ser actor”

Hablamos con una de las caras más conocidas de la televisión, el actor Yon González, para charlar sobre sus próximos proyectos y conocer su curioso inicio en el mundo de la interpretación.

Yon González en la serie Bajo Sospecha./ Foto: Antena 3.
Yon González en la serie Bajo Sospecha./ Foto: Antena 3.

Nerea Beatove / ZBNNació en Vergara, Guipúzcoa, y desde siempre había tenido claro que su pasión eran los coches. Yon González descubrió más adelante que lo que la vida había preparado para él no era ser mecánico como creía, sino actor.

Después de protagonizar la media pantalla con series como ‘El Internado’, ‘Gran Reserva’ o ‘Gran Hotel’, el joven vergalés continua con la intriga en la nueva serie de Antena 3, ‘Bajo Sospecha’ y se estrena en la comedia con la película Perdiendo el Norte, del director y guionista Nacho Velilla, donde, acompañado de Blanca Suárez, Julián Lopez y Miki Bernabé partirá de viaje a Alemania en busca de trabajo.

Entrevistamos a Yon González para hablar sobre sus últimos trabajos televisivos y sus próximos proyectos, donde nos revela su curiosa forma de empezar en el mundo de la interpretación y el cómo una frase, le cambió la vida.

– Yon, acaba de estrenarse ‘Bajo sospecha’ que ya ha sido todo un éxito, ¿estás contento con el resultado?
– Sí la verdad que estoy súper contento con todo, con la fotografía, con los compañeros, estamos todos en la misma línea a nivel interpretativo, hay unos planos muy bonitos y diferentes a lo que se ha hecho en las series españolas hasta ahora. La productora está esforzándose por cambiar el rumbo de la serie en este país, y estoy muy contento de ser el protagonista de este avance entre comillas.

En una escena de la película que estrena estos días, 'Perdiendo el norte', con Úrsula Corberó.
En una escena de la película que estrena estos días, ‘Perdiendo el norte’, con Úrsula Corberó.

– ¿Sospechabas el final de la trama o te sorprendiste al leer el guión?
– Me sorprendió la verdad. Por eso cuando me preguntan por el final siempre digo que no, igual que yo me enteré leyendo los capítulos, (porque no te decían nada), la gente os tenéis que enterar viéndolos, que además son solo 8, ya se han emitido los dos primeros, así que solo quedan seis semanitas para conocer el final que no es nada.

– ¿Qué puedes adelantarnos de los próximos capítulos?
– Pues que cada vez la serie va cogiendo más tensión, el nivel de sospecha cada vez es mayor ante todos los personajes, y creo que esto es lo que más engancha a la gente, el sospechar a la vez que los cuatro policías de ver quien podría ser el culpable. De repente el otro día me decía una señora, “es que ya sospecho hasta del niño” (se ríe). 

– De investigaciones ya eres casi un experto después de descubrir al asesino del Gran Hotel y el misterio del Internado…
– Sí, sí, lo de sospechar lo llevo súper bien ya, y lo de servir copas también, después de los cuatro años que estuve de camarero de verdad en una discoteca en mi pueblo, luego Gran Hotel dos años y ahora otra vez en un bar de carretera, llevo la bandeja como un auténtico profesional.

– ¿Te sientes cómodo en este género?
– Sí la verdad que son ya varios años haciendo esto, sobre todo por el reparto que me rodea que son todos muy buenos actores y es muy fácil hacer tu cometido.

Yon González en la Universidad de Zaragoza. / Foto: ZBN.
Yon González en la Universidad de Zaragoza. / Foto: ZBN.

– ¿Con quién te ha resultado más fácil grabar?
– Es que con todos ha sido muy cómodo y muy fácil, con Blanca Romero que es con la que más tengo en la serie, ella hace un trabajo muy naturalista, muy de verdad y es muy fácil engancharse a ella y tirar para adelante. Además está muy bien el contraste de los personajes, que el mío es como más ‘canallita’ y más vividor y ella es como más seca y estirada, y a mi ese contraste a mí personalmente me hace mucha gracia y me gusta. En el fondo se entienden, por ahora se respetan, pero en un futuro no muy lejano se entenderán bien del todo (se ríe).

– Y de la intriga, a la comedia, dentro de poco estrenas Perdiendo el Norte compartiendo escena con Julián López y Miki Esparbé, ¿fue divertido grabar entre risas?
– Tampoco ha habido tantas risas como puede parecer a la hora de rodar una comedia porque no deja de ser una cosa seria, pero sí que con los compañeros que he tenido como Julián López que es el rey de la comedia, me he sentido súper a gusto, me he reído muchísimo con ellos fuera de las cámaras. También ha sido una experiencia nueva porque yo hasta ahora comedia poco había hecho, así que bueno, seguiré aprendiendo y experimentando que en eso consiste esta carrera, una carrera de fondo e intentar aprender a hacer un poco de todo.

– Sin duda esta película es la cara amable de la realidad de muchos jóvenes que se ven obligados a buscar trabajo en el extranjero… si no pudieras trabajar en España, ¿a qué lugar del mundo irías a probar suerte?
– La verdad es que o me iría por Sudamérica a un chiringuito de la playa, a una selva o a un taller debajo de los coches que son mi pasión, es lo que siempre me ha gustado. Y si fuera como actor si que me iría a Nueva York, hace cinco años me dieron un premio y tengo contactos allí como para poder empezar y que me ayudasen a buscarme la vida.

– ¿Alguna vez has perdido el norte o siempre has tenido claro lo que quieres?
– Por suerte sí que tengo claro mi rumbo, hacia donde quiero ir con las puertas abiertas, pero al final de lo que uno piensa que quiere a hacer a lo que la vida le pone por delante, cambia.

Yon González- / Foto: ZBN.
Yon González- / Foto: ZBN.

– ¿Y la interpretación siempre formó parte de ese rumbo? ¿Querías ser actor?
– No, yo iba para mecánico de coches, la vida fue la que me puso aquí, y lo probé, y a los seis meses de rodar la serie ‘SMS’ descubrí que quería ser actor sin realmente saber lo que era, porque en general es al revés, hay tanta gente que se prepara, yo por suerte me he dado cuenta haciéndolo que es lo que me gusta.

– ¿Cómo empezaste?
– Yo estaba en mi pueblo repitiendo segundo de bachillerato y tenía claro lo de los coches pero aun así me ahogaba, se me quedaba pequeño, no había ni cine, ni entretenimiento, además de tomarte un café en el bar con tus amigos. Mi madre fue la que me insistió en que me apuntase a una agencia de moda en Bilbao, y como a mí eso no me interesaba, me decía, “bueno pero te coges el coche viajas hasta allí, conoces gente diferente, la ciudad”, y me gustó esa idea más que la de la moda en sí y como lo podía compaginar con lo demás, me fui.

Me acuerdo que salía por la puerta de la agencia y mi jefa me propuso hacer un casting en Madrid para Globomedia, y yo pensando en visitar a mi hermano, que es el amor de mi vida, le contesté, “bueno, vale”, y ese bueno vale hizo que pasase tres pruebas, que me cogiesen y que me dijeran que en dos semanas tenía que vivir en Madrid. Lo deje todo en mi pueblo, me fui a la ciudad y cambió absolutamente el rumbo de mi vida, por eso siempre digo que hay que andar con los ojos bien abiertos.

– ¿Cuál de los personajes que has interpretado dirías que tiene más de ti?
– Todos en realidad, hasta ‘Torrente 4’, porque yo soy bastante ‘tontaco’ y hago bastante el subnormal.  En ‘Gran Reserva’ por ejemplo, tiene esa cosa espontanea, Manu que hacía de oficinista tiene ese punto, en el Internado…como he tenido una vida tan sana, tan buena y unos padres que me han querido tanto, no tiene nada que ver, aunque sea lo que ha marcado a la gente. Todo el mundo me recuerda por ‘El Internado’. No dejan de tener parte de ti porque los haces tú, siempre le pones tú los matices. Luego a nivel de valores si que se acercan a muchos míos, soy una persona bastante noble, que intento hacer el bien y creo que hasta ahora los personajes televisivos que he hecho son un poco eso.

– Te hemos visto sobre todo protagonizando series en la media pantalla, ¿qué prefieres, el cine o la televisión?
– No tiene nada que ver, el hacer series largas que se desarrollen durante meses, y haya una constancia, es muy bonito. Una película la verdad que en general los guiones están más preparados porque todo el mundo tiene más tiempo a la hora de hacer cine, cuando está todo perfecto es cuando te pones a hacerlo. En esa hora y media o dos horas se concluye la historia, hay un arco, cosa que en televisión el arco lo tiene más la historia que los propios personajes. Y en cine acabo de hacer ‘To Kill Time’ (Matar el Tiempo) con mi hermano, que hacemos de hermanos en la película además, de dos psicópatas, con un genio de director que es Antonio Hernández y eso ha sido verdadero arte.

En la serie 'Gran Hotel'.
En la serie ‘Gran Hotel’.

– ¿Cómo ha sido trabajar con tu hermano?
– Muy cómodo, muy divertido y con un resultado que ya he podido ver, brillante. Estoy súper orgulloso de esa peli. Se estrenará en el Festival de Málaga.

– ¿Qué próximos proyectos tienes entre manos?
– En principio la renovación de la serie de ‘Bajo Sospecha’, luego tengo una película sobre un periodista de guerra que decide irse a Irak y gira en torno a todo el conflicto que se genera en la familia a raíz de esa decisión. Es un guión escrito por Andreu Castro y estoy encantado. Otra película que es en inglés…no sé inglés, pero me lo preparé muy bien y me cogieron. Ahora el 22 de marzo grabo con el mismo director. Son seis historias, para cada una de ellas hay un director diferente y en esa hago de vampiro. Y tengo otra maravillosa película prevista, que de esta todavía no puedo hablar porque todavía no es seguro, y por último me ha salido una función de teatro pero con cinco películas este año más la serie protagonista, más la obra de teatro, no sé si voy a tener tiempo físico para hacer todo esto.  El que mucho abarca poco aprieta y yo cuando me involucro en un proyecto me gusta dejarme el alma.

– Yon, ¿cuál sería tu buena noticia?
– De repente empieza a verse el crecimiento y la diferencia a la hora de hacer las series que intentan parecerse más a las americanas, si es cierto que allí manejan mucho más dinero pero cada vez se va acercando poco a poco a aquello de conseguir hacerlo con más calidad, y el objetivo es que lleguemos hacer las cosas así de bien. Últimamente a nivel televisivo sí que se aprecia ese cambio, cada vez están mejor hechas, con más producción y con talento no, porque siempre lo ha habido en este país.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.