Los nuevos incentivos fiscales a I+D beneficiarán a más de 4.000 empresas

Las entidades que destinen cuantías superiores al 10% de su cifra de negocio a innovación y desarrollo podrán elevar en dos millones de euros anuales la deducción por esta práctica en el Impuesto sobre Sociedades.

El secretario de Estado de Hacienda Miguel Ferre. / Foto: Europa Press.
El secretario de Estado de Hacienda Miguel Ferre. / Foto: Europa Press.

Europa Press. El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, ha asegurado que los incentivos fiscales incluidos en la reforma fiscal beneficiarán a las 4.164 entidades y empresas españolas que se aplican deducción fiscal por I+D y ayudará a que otras tantas se animen a utilizarlos.

Ferre, que ha inaugurado la jornada sobre el marco tributario en las actividades de I+D, organizada por la Asociación Española de Bioempresas (Asebio) y el bufete Osborne Clarke, ha recordado que las empresas que destinen cuantías superiores al 10% de su cifra de negocio a I+D podrán elevar de tres a cinco millones de euros anuales el importe monetizable de la deducción por I+D en el Impuesto sobre Sociedades.

También ha resaltado el valor de otras medidas ligados a la I+D+i incorporados en la legislación al margen de la reforma tributaria, como la Ley de Emprendedores, que contempla incentivos para la cesión de activos intangibles (como las patentes), conocidos como ‘Patent Box’.

El porcentaje de integración en la base imponible de las rentas procedentes de la cesión del uso o explotación de los activos intangibles ha quedado fijado en el 40% (es decir, opera una reducción del 60% de las rentas), tanto si los activos objeto de la cesión han sido creados por la propia entidad cedente como si esta entidad cedente ha adquirido los activos a terceros. En este último caso se exige que parte del desarrollo en I+D se haga en España.

De la misma forma, Ferre se ha referido a los incentivos fiscales destinados a los llamados ‘business angels’. Las personas que inviertan en empresas de nueva creación disfrutarán de una deducción del 20% en el IRPF sobre lo aportado. Además, a la hora de la posterior desinversión, la plusvalía generada estará exenta si se reinvierte en otra entidad nueva o de reciente creación.

 Las empresas medianas representan el 25% de la inversión de I+D en España



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.