El caudal del Ebro empieza a descender en la capital aragonesa

Los Bomberos han hecho en las últimas 24 horas unos 75 servicios relacionados con la riada, entre salvamentos, achiques e inspecciones.

El Ebro remite tras la crecida.
El Ebro remite tras la crecida.

Europa Press. El caudal del Ebro empieza a descender en Zaragoza después de que la punta de la crecida haya llegado a las 4.00 horas de esta madrugada de este 2 de marzo a la ciudad.

En la capital aragonesa, el río ha llegado esta madrugada, con la punta de la avenida, a una altura de 6,10 metros, con 2.610 metros cúbicos segundo.

Según ha informado el Ayuntamiento de Zaragoza, efectivos de Bomberos han hecho en las últimas 24 horas unos 75 servicios relacionados con la riada, entre salvamentos, achiques e inspecciones. Además, de manera constante, hay cinco lanchas de rescate en el río.

Los servicios de emergencias han tenido que intervenir en el rescate de ciudadanos, tanto curiosos como residentes o propietarios de torres y fincas rústicas que esquivaron la evacuación, en Torre Urzáiz, en Alfajarín (polígono Los Huertos), detrás del Parque Deportivo Ebro y en la zona de El Soto. Se han rescatado, también, hasta 23 perros y seis caballos.

En cuanto a achiques, se han centrado en puntos con transformadores eléctricos, para evitar cortes de luz, en plaza de Europa, hotel Hiberus y parking plaza del Pilar, entre otros.

Por otra parte, está cortada la Ronda de Boltaña por el agua que ha salido de la acequia en ese punto, la mota construida anoche está reteniendo el agua y cuando siga bajando el nivel del río se empezará a bombear.

También está cortado el Tercer Cinturón a la altura del Puente de Giménez Abad, por agua también en la zona del Camino del Vado.

Pina del Ebro y Gelsa. Por otro lado, las localidades zaragozanas de Pina de Ebro y Gelsa están en alerta ante el paso de la crecida del río por la comarca zaragozana de Ribera Baja.

Así lo ha indicado la presidenta comarcal, Felisa Salvador, quien se ha reunido en el Ayuntamiento de Pina, con representantes de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), el Gobierno de Aragón, Policía Nacional, Guardia Civil y la Unidad Militar de Emergencias (UME).

A partir de Pina el Ebro “tiene huerta y va encajonado”, además de que los municipios están en una cota más elevada, por lo que es más difícil que la riada afecte a los cascos urbanos. El río ha alcanzado la mota de Gelsa y hay varios campos de cultivo anegados porque “la crecida es espectacular”.

Salvador ha alertado a Protección Civil y a los servicios sociales de la comarca, que han elaborado un listado de personas dependientes por si fuera necesario evacuarlas en las próximas horas. Ha pedido “tranquilidad y serenidad” a los vecinos de esta comarca.

Además de las fuerzas de seguridad y Protección Civil, en la Ribera Baja se ha desplegado la empresa pública SARGA con maquinaria pesada y los vecinos de Gelsa están trabajando para evitar que el agua llegue al pueblo. Felisa Salvador ha llamado la atención sobre la línea ferroviaria Zaragoza-Caspe-Tarragona, que puede resultar afectada a la altura de Quinto.

El municipio zaragozano de Utebo recupera la normalidad tras la crecida del Ebro



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.