Zaragoza activa la alerta naranja por la crecida del Ebro

Europa Press. El Ayuntamiento de Zaragoza ha activado este 1 de marzo la alerta naranja por la crecida del Ebro ante “la inexactitud y baile de cifras” sobre la avenida y ha movilizado a los 130 agentes de la Unidad de Apoyo Operativo de la Policía Local. También prevé que se corte el tráfico en un tramo del tercer cinturón.

Por otro lado, los vecinos de Alfocea (Zaragoza) están aislados por la crecida del río Ebro desde las 8.30 horas de este 1 de marzo. El agua ha desbordado la mota del barrio rural de Monzalbarba y la circulación de vehículos hasta la pedanía es imposible, han informado fuentes de los Bomberos de Zaragoza.

Solo se puede acceder a Alfocea en las lanchas de Bomberos, que atenderán únicamente los casos de fuerza mayor, ya que “es más peligroso intentar meter o sacar gente”.

Durante la noche pasada, los bomberos han ayudado a un ganadero de Juslibol a trasladar a un punto seguro a los 400 terneros de su explotación. Les ha pedido ayuda, ya que el camino por el que tenían que entrar los camiones estaba anegado.

El Consistorio de la capital zaragozana pedirá al Ministerio de Defensa que los vecinos de esta pedanía rural puedan atravesar un terreno militar para poder salir del barrio.

Navarra. Asimismo, en la provincia de Navarra, el río Ebro a su paso por las localidades de Mendavia y Castejón continúa en alerta por riesgo de desbordamiento, aunque su cauce se está estabilizando y se espera que continúe así en las próximas horas. El resto de ríos navarros que han visto aumentado su caudal estos pasados ríos ya han abandonado su nivel de alerta.

En concreto, el Ebro a su paso por Mendavia alcanza una altura de 3,7 metros y lleva un caudal de 742 metros cúbicos por segundo, según la informado publicada en la página web del Gobierno de Navarra sobre el estado del aforo de los ríos.

En Castejón, el río Ebro ha reducido su nivel hasta los 6,6 metros y su caudal también ha ido bajando hasta los 1.686 metros cúbicos por segundo. La previsión es que el río se estabilice.

Desciende lentamente. El nivel de la inundación provocada por el desbordamiento del río Ebro en la Ribera continúa descendiendo muy lentamente, por lo que permanece anegada una gran extensión de terreno así como algunas calles del Casco Viejo de Tudela y de Buñuel. Asimismo, permanecen cortadas varias carreteras, dificultando la circulación entre las localidades del sur de Navarra.

Durante las últimas horas la altura de la inundación en el Casco Viejo ha bajado en unos 30 cm, lo que impide iniciar las labores de achique en los numerosos sótanos, garajes, comercios y bajeras afectados por la avenida del Ebro. No se espera un descenso significativo del nivel del agua al menos en las próximas 24 horas, según ha informado el Gobierno de Navarra en una nota.

La situación es similar en Buñuel, donde siguen sin poder regresar a sus casas la quincena de vecinos desalojados preventivamente durante la tarde del viernes ante el desbordamiento del Ebro.

Durante las últimas horas no se han registrado incidencias de importancia, y los bomberos únicamente han tenido que intervenir de forma puntual y en actuaciones programadas, como atención a personas con movilidad reducida o traslados al Hospital Reina Sofía.

Las comunicaciones por carretera siguen siendo complicadas sobre todo en la zona de Valtierra y Arguedas, donde están cortadas por inundación la NA-134(Eje del Ebro) entre los pk. 5 y 15 (recta de Arguedas) y la NA-8712 (travesía de Arguedas y Valtierra) del pk. 0 al 2. También están cerradas al tráfico la NA-126 (Tudela-Tauste) entre los pk. 3 y 7; la NA-5202 (Fustiñana-Ribaforada) entre los pk. 0 y 3,4, y la NA-5211 (Fustiñana-Buñuel), del pk. 0 al 2,6.

En la red principal permanece cerrada al tráfico la N-113 (Pamplona-Madrid) entre los pk. 75 y 77, en Castejón; mientras que en la N-135 (Pamplona a Francia por Valcarlos) está cortado uno de los carriles por hundimiento de la calzada y se da paso alternativo, regulado por semáforos, por el segundo. Además, en la N-121-A (Pamplona-Behovia) está cortado por desprendimiento el carril central en el pk. 66, en una zona de tres carriles.

También se encuentran cortadas, en este caso por desprendimientos y hundimiento de la calzada, varias carreteras en la mitad norte, y permanece cerrado por existir riesgo de aludes el puerto de Belagua, a partir del pk. 51 (El Refugio) en la NA-137 (Burgui-Isaba-Francia). Por todo ello el Gobierno de Navarra recomienda a los conductores que consulten en la página web www.navarra.es la situación de la red viaria antes de empezar el viaje y extremen la precaución.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.