Los vecinos de Pradilla del Ebro, en Zaragoza, ya pueden volver a sus casas

Tras la crecida del río el pasado 28 de febrero, los ciudadanos tuvieron que ser desalojados y reubicados en el polideportivo de Tauste.

Vista de Pradilla del Ebro. / Foto: Ayuntamiento de Pradilla.
Vista de Pradilla del Ebro. / Foto: Ayuntamiento de Pradilla.

Europa Press. Los vecinos de Pradilla ya pueden volver a sus casas, después de que este sábado 28 de febrero fuesen desalojados por la crecida del Ebro y reubicados en el polideportivo de Tauste.

Durante la madrugada de este último día de febrero, el Ayuntamiento de la localidad activó el plan de emergencias por inundaciones y procedió a evacuar a los vecinos al polideportivo de Tauste, si bien algunos se alojaron en viviendas particulares.
Además, parte de los vecinos fueron llevados a residencias de mayores, en estos casos se esperará a mañana para que puedan volver a la localidad.

El alcalde de la localidad, Luis Eduardo Moncín, ha explicado que el agua no ha entrado en el casco urbano, “lo habrá hecho por filtración, pero la mota ha aguantado, que era lo más importante”.

Por su parte, los vecinos de Boquiñeni, que también fueron desalojados, no podrán volver a sus casas hasta que no se finalice la construcción del puente de acceso a la localidad por parte de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Parte de la carretera que conecta Boquiñeni con Luceni tuvo que destruirse este 28 de febrero para laminar el caudal del río. La UME trabaja en la realización de un puente que permita a los vecinos volver a la localidad, podría estar finalizado entre esta tarde y este lunes.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.