Una investigación pone en valor las pinturas murales de iglesias situadas en la Ribeira Sacra de Lugo y Ourense  

El análisis ha sido realizado por Lucía Pereira, profesora de la Universidade de Santiago de Compostela, con idea de descubrir a los ciudadanos un patrimonio poco conocido y para que las autoridades gallegas puedan utilizarlo de cara a la candidatura de la Ribeira Sacra como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Iglesia de la Ribeira Sacra. /Foto: www.turismo.ribeirasacra.org/rs/es/
Iglesia de la Ribeira Sacra. /Foto: www.turismo.ribeirasacra.org/rs/es/

Redacción. Un estudio de la Universidade de Santiago de Compostela (USC), realizado por la investigadora Lucía Pereira, analiza y pone en valor 47 pinturas murales, la mayoría del siglo XVI, localizadas en edificaciones e iglesias de la Ribeira Sacra lucense y ourensana.

La investigación, según su autora, aspira a evitar que el “falso tópico de la inexistencia de pintura mural en Galicia se convierta en realidad en un futuro próximo”, rescatando un “patrimonio poco conocido y valorado” que se encuentra “en riesgo de deterioro y destrucción”.

Los resultados de este análisis podrán ser empleados por las autoridades responsables del patrimonio gallego para elaborar e implantar un plan de conservación preventiva de la pintura mural en la Ribeira Sacra, explica Lucía Pereira, algo que “favorecería la candidatura de la Ribeira Sacra para ser reconocida por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad“.

La investigadora realizó un análisis orientado a la mejora de la conservación de estas pinturas, con especial atención a los principales riesgos que las afectan. Entre los más graves están las filtraciones de agua y la colonización biológica, así como los niveles de humedad.

Respecto a la conservación de los murales, la investigadora señala como principales alteraciones registradas aquellas relacionadas con el deterioro de la integridad estructural de los murales, la presencia de pátinas de distinto origen, el cambio cromático por alteración de pigmentos o efectos derivados de intervenciones humanas no apropiadas.

Del análisis se deduce que la técnica pictórica más habitual es el fresco, la más resistente en puntura mural, y que la paleta es reducida, generalmente conseguida a base de pigmentos de origen natural.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.