Un incendio en el Centro Nacional de Biotecnología estropea todos los experimentos

Europa Press. El incendio registrado el pasado 14 de febrero en el Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC), y que provocó un corte de la electricidad durante casi 24 horas, ha estropeado todos los experimentos en marcha en los laboratorios del centro, según ha informado su directora, Carmen Castresana.

“Todos los experimentos en marcha se han visto afectados. En cuanto a los equipo no podemos hacer una estimación por el momento, pero esperamos que no sea mucho”, ha explicado Castresana sobre la situación actual del centro.

En este sentido, espera que dada la rapidez de la actuación, el centro haya podido salvar “la gran cantidad de materiales almacenados, fruto del trabajo de muchos años”. Actualmente, el CSIC está evaluando de manera oficial cómo se encuentran las instalaciones tras el corte eléctrico.

Del mismo modo, en un comunicado, el CNB-CSIC ha indicado que la instalación eléctrica quedó destrozada por lo que se ha tenido que contratar una provisional, para cuya puesta en marcha se ha trabajado sin descanso durante 48 horas.

La directora ha destacado “el extraordinario trabajo del personal del centro, en especial los equipos de mantenimiento, seguridad y vigilancia” que, según ha señalado, permitirán que el centro “vuelva a la normalidad a lo largo de la semana”. En total, son unas 600 personas que, como trabajadores del centro, se han visto afectadas por el suceso.

Según informó el CSIC, el incendio se originó el pasado 14 de febrero en el recinto que alberga la instalación eléctrica, situado en un edificio aislado de los laboratorios. Aún así, todas las instalaciones se han visto afectadas por un apagón. Por ello se decidió interrumpir el trabajo en el centro durante este lunes 16 de febrero.

Sólo los jefes de laboratorio se acercaron al centro para comprobar la situación en que se encontraban las muestras y el equipamiento, mientras que este día 17 se ha incorporado al trabajo el equipo de administración y de informática. Igualmente se han iniciado las tareas dirigidas a revisar los equipos de los laboratorios, iniciándose la limpieza de todas las instalaciones y el acondicionamiento general del centro.

El CSIC ha explicado que, tras conocerse el suceso se contactó con una empresa de instalaciones eléctricas para que, de forma urgente, analizase la viabilidad de dar suministro eléctrico a los congeladores, animalario e invernadero, con el fin de que no se vieran afectadas las investigaciones que se están llevando a cabo en dicho centro.

Finalmente, el mismo día del suceso se instaló un generador eléctrico de emergencia para suministrar fluido y tratar de mantener las investigaciones en curso, siendo sustituido posteriormente por transformadores desde los cuales se tiraron nuevas líneas a las diferentes plantas del edificio, y utilizando uno de los grupos electrógenos del propio centro se dio corriente al edificio anejo.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.