La Guardia Civil detiene a 14 personas por corrupción en la adjudicación de contratos públicos

A algunas de estas personas, que han sido arrestadas en diferentes ciudades españolas, se les imputan también los delitos de blanqueo de capitales y falsedad documental.

La Guardia Civil ofrecerá charlas en los próximos meses.
La Guardia Civil ha llevado a cabo esta operación en varias provincias. / Foto: Archivo.

Redacción. La Guardia Civil en una nueva fase de la ‘Operación Tosca’ que está efectuando en Melilla, Madrid, Málaga y Las Palmas de Gran Canaria, ha detenido hasta el momento a 14 personas, presuntas autoras de delitos contra la Administración Pública, imputando asimismo a algunas los delitos de blanqueo de capitales y falsedad documental.

Igualmente en esta fase de la operación, los investigadores entregarán en los próximos días citaciones a otros implicados para que comparezcan ante la Autoridad Judicial en calidad de imputados.

Las investigaciones se iniciaron en 2013, cuando la Guardia Civil de Melilla durante el desarrollo de una operación relacionada con delitos contra la salud pública y blanqueo de capitales, intervino diversa documentación que evidenciaba el desvío de fondos públicos y otros actos de corrupción, en procedimientos de adjudicación de contratos públicos dentro de la Ciudad Autónoma de Melilla (Operación Opera).

Tras estas primeras actuaciones y efectuadas varias detenciones de altos cargos de la Ciudad Autónoma y registros en distintas Consejerías, a finales del año 2013 la Unidad Central Operativa se hizo cargo de la investigación.

En el mes febrero del año 2014, los investigadores realizaron nuevos registros en Consejerías de la Ciudad Autónoma, sociedades mercantiles vinculadas con los contratos investigados y en domicilios particulares.

Tras el análisis de la documentación intervenida en estos últimos registros, se detectó la existencia de varias personas que fraudulentamente gestionaban fondos públicos en connivencia con funcionarios, cargos públicos y directivos de distintas empresas, viciando procesos de contratación y persiguiendo intereses personales o empresariales en lugar del interés general.

De estos desvíos de fondos y adjudicaciones de contratos, se habrían beneficiado económicamente las sociedades investigadas adjudicatarias de los contratos, detectándose igualmente la obtención de beneficios por parte de algunos de los funcionarios y cargos públicos.

La operación que está siendo dirigida por el Juzgado de Instrucción nº 4 de Melilla y la Fiscalía de esa Ciudad Autónoma, es llevada a cabo por el Grupo de Delitos contra la Administración de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, en colaboración con otras Unidades de las provincias afectadas.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.