La explosión en una planta química de Igualada obliga a confinar a varios municipios

Europa Press. La explosión en la empresa de productos químicos Simar de Igualada (Barcelona) ha obligado a Protección Civil a pedir este jueves 12 de febrero el confinamiento de los vecinos de los municipios Igualada, Òdena, Vilanova del Camí y Santa Margarida de Montbuí (Barcelona).

Según han explicado los Bomberos de la Generalitat, la explosión se ha producido durante una maniobra de carga y descarga de productos químicos en el polígono Les Comes. Concretamenteen el número 3 de la calle Països Baixos tras una mezcla de ácido nítrico y cloruro férrico.

Protección Civil ha señalado que los vehículos no son el lugar adecuado para confinarse, y ha instado a los vecinos a encerrarse en casa con las ventanas, puertas y elementos de ventilación cerrados y no ir a buscar a los niños al colegio. Protección Civil ha señalado que los vehículos no son el lugar adecuado para confinarse.

Un trabajador de la planta y dos transportistas han resultado heridos leves por inhalación del producto, y han sido trasladados por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) al Hospital de Igualada.

En el accidente trabajan desde las 09.45 horas una veintena de dotaciones de los Bomberos de la Generalitat, cuatro unidades del SEM, once patrullas de los Mossos d’Esquadra y efectivos de la Policía Local y Protección Civil de Igualada.

Como consecuencia del accidente, la Generalitat ha activado el nivel 1 del Plan de Emergencia Exterior del Sector Químico de Cataluña (Plaseqcat) y se ha cortado el acceso a la carretera del polígono y la salida de la autovía A-2 en Igualada con sentido Lleida, así como la línea R6 de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) entre la Pobla de Claramunt e Igualada de la línea Llobregat-Anoia y las salidas 555 y 554 de la autovía A-2 en Igualada en ambos sentidos.

En declaraciones a los medios, el conseller de Interior, Ramon Espadaler, ha pedido a los vecinos que cumplan con las restricciones a la movilidad impuestas y se queden en casa con ventanas y puertas cerradas porque la nube puede afectar “a las mucosas y a la piel” y ser lesiva para las personas. 

Ha asegurado que por el momento se desconoce cuándo podrá normalizarse la situación porque sopla poco viento, lo que “dificultará la disipación” de la nube.

Sin embargo, el alcalde de Igualada, Marc Castells, ha explicado que la nube “no es tóxica, es irritable”, se está disipando y se prevé que desaparezca a partir de las 12.30 horas, en función del viento que sople en el municipio.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.