Miguel Izu construye una trama policíaca en pleno ambiente sanferminero en su primera novela, ‘El asesinato de Caravinagre’

Tras ser autor de varios ensayos y libros temáticos, este pamplonés vuelca sus conocimientos como abogado y político en una entretenida y adictiva historia que ofrece, a su vez, una amplia visión de Navarra.

El escritor Miguel Izu.
El escritor Miguel Izu.

Ana Rodríguez. Día 6 de julio. Pamplona se tiñe de color para celebrar su fiesta más internacional, esa que enamoró al gran escritor Ernest Hemingway, los Sanfermines. Todo está preparado para que los actos discurran con normalidad pero… sucede algo terrible. Caravinagre, la figura más popular de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos de Pamplona -una institución muy ligada a los Sanfermines- es asesinado. Cunde el pánico. Hay que encontrar rápidamente al autor de los hechos. Hay un sospechoso pero… ¿será el autor del crimen?

En estos términos comienza la primera novela del pamplonés Miguel Izu, titulada El asesinato de Caravinagre y editada por Siníndice. Un libro que lleva dos meses en circulación y con el que su creador se estrena en este género después de tener una amplia experiencia en otros como el ensayo. De hecho, podría decirse que este paso es algo natural, pues según Izu “escribir una novela es la tentación permanente de quien de forma habitual escribe. Como dijo Umberto Eco, que también se pasó a la novela después de escribir muchos ensayos, hay cosas sobre las que no se puede teorizar, sino que se tienen que narrar”.

Portada de 'El asesinato de Caravinagre'.
Portada de ‘El asesinato de Caravinagre’.

Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología y doctor en Derecho, el pamplonés ha escogido para esta primera obra un género en el que, por sus conocimientos, se siente muy cómodo, el policíaco, además de un contexto que domina a la perfección, pues siempre ha viviendo en la ciudad donde se desarrolla la acción del libro, Pamplona.

Así, el protagonista del relato es un abogado novato y cuarentón, Rafael Echarte, un hombre en crisis, tanto económica como personal, que se verá en la tesitura de tener que defender al sospechoso que han detenido las autoridades. Sobre este personaje, Izu asegura que “he elegido un abogado porque yo mismo ejercí esa profesión y ya tenía mucha tarea hecha. El haber escrito sobre temas policiales, en los que he trabajado, también me ha ayudado. En cosas que quizás otros escritores necesitan documentarse, yo he podido permitirme ahorrar mucho trabajo. La ficción bien hecha es la que tiene mucha realidad dentro, y por eso conviene escribir sobre lo que uno conoce”.

También sus nociones sobre los Sanfermines, una fiesta a la que el pamplonés acude cada año, hicieron que situara la trama en este contexto. “Me pareció una idea original”, destaca Izu, aunque “luego, una vez escrita la mía, me he enterado de que hay dos novelas previas que parten de la misma idea, así que digo que esto ya es un género literario, la novela policíaca sanferminera”.

chupinazo-2014
La trama comienza el 6 de julio.

El punto de partida de la obra está muy arraigado en esta tradición navarra, es la muerte del kiliki Caravinagre, un cabezudo que con una verga de gomaespuma persigue a los niños. Este personaje “ha cobrado mucho protagonismo en los últimos años y ha aparecido varias veces en el cartel oficial de Sanfermines. Por eso me pareció un buen símbolo de las fiestas, cuyo asesinato crearía mayor impacto que el de otras posibles víctimas”, afirma el escritor.

Al meditar sobre el mismo, Izu se planteó qué podría suceder si alguien mataba a Caravinagre, cómo reaccionaría la gente, qué sospechas surgirían… Y a partir de ahí el político fue hilando esta trama, basándose en la gente, los lugares y otro elementos que tan bien conoce de Pamplona.

Presentación de la novela en Pamplona.
Presentación de la novela en Pamplona.

Además, la acción se inicia el 6 de julio, una fecha escogida con toda la intención, pues es el mejor momento de Sanfermines para el escritor, ese instante “antes y después del chupinazo, cuando todo el mundo está en la calle dispuesto a disfrutar a tope y las fiestas están como la ropa blanca, limpia, resplandeciente y recién planchada”.

Conforme el lector va pasando páginas, se va introduciendo en la piel del abogado novato, quien recibirá consejos de que abandone el caso, inquietantes ofertas de ayuda y advertencias de que su cliente puede ser el chivo expiatorio de una intrincada conspiración con amenazadoras ramificaciones políticas.

El argumento se entremezcla con descripciones de la ciudad y de las fiestas, pero también con aspectos de la política y la sociedad de Navarra. Y es que esta novela sirve de “percha”, según Miguel Izu, “para hablar también de otras cosas. Y se habla de política, en particular de la navarra, con cierta ironía. Hay varios personajes que exponen sus ideas políticas para formular sus teorías en relación con el crimen que se ha cometido y que se está investigando. He pretendido retratar algunas especies habituales en la fauna política de Navarra”.

El navarro asegura entre bromas que se ha creado la novela policíaca sanferminera.
El navarro asegura entre bromas que se ha creado la novela policíaca sanferminera.

En este sentido, el autor reconoce que su tierra natal es “buena para vivir, pero también una tierra muy complicada, con una sociedad y una política muy complejas, y por eso precisamente es un buen tema para escribir y un buen escenario para una novela. Con Navarra tengo la relación que se tiene con uno mismo y con las cosas más próximas, con la familia, con los amigos, con los vecinos, una relación ambivalente casi de amor-odio”.

Por otro lado, el pamplonés reconoce que dar forma a este libro no ha sido tarea fácil. Llevaba ya varios años dándole vueltas a la idea cuando se decidió, hará cosa de un año, a ir tomando notas, haciendo esquemas y desarrollando la trama. Cuando lo tuvo claro, comenzó a escribir en sus ratos libres, tardando finalmente unos seis meses en plasmar sus ideas sobre el papel.

Con su primera novela, Miguel Izu persigue, sencillamente, “pasármelo bien escribiendo y que el lector se lo pase bien leyendo. Y, ya de paso, que aprenda algunas cosas y que reflexione sobre otras. Pero creo que cada lector debe sacar sus propias conclusiones, yo le ofrezco una serie de elementos para ello”.

Chupinazo
Chupinazo

Desde su salida en diciembre, el volumen está teniendo buena acogida, tanto en ventas como en críticas, aunque aún queda mucho trabajo de promoción por delante, aumentando los puntos de distribución, “aunque ahora gracias a Internet se puede comprar desde cualquier lugar del mundo, incluyendo edición en ebook”, apunta el autor.

Sobre el impacto en su ámbito más cercano, Izu afirma que su familia, amigos y compañeros de trabajo reconocen que les ha gustado, que se lo han pasado bien y que se han reído con ciertas cosas. “Alguna persona se ha enganchado y se la ha leído de un tirón. Otras ya me están pidiendo la continuación. Supongo que también habrá a quienes no les guste, pero de momento tienen la amabilidad de no decírmelo”, bromea el pamplonés.

Izu es abogado y político, profesiones que le han ayudado mucho a la hora de escribir la trama.
Izu es abogado y político, profesiones que le han ayudado mucho a la hora de escribir la trama.

Cabe recordar que Izu no es ningún novato en esto de escribir. Además de El asesinato de Caravinagre, ha publicado otros 11 libros, aparte de una buena cantidad de artículos de prensa y colaboraciones en obras colectivas. Sin embargo, Miguel asegura que hasta ahora nadie lo había llamado escritor: “parece que para ser escritor hay que escribir novela”, argumenta divertido. Aunque eso de juntar letras siempre le ha gustado, “es uno de mis vicios y no me imagino vivir sin escribir. Me gusta más escribir que hablar”.

A la hora de buscar un referente, alguien que le ha haya influido en esta faceta de su vida, el navarro cita a autores como John Le Carré, Umberto Eco, Graham Greene, Eduardo Mendoza, John Kennedy Toole, Agatha Christie, Conan Doyle, García Márquez, Miguel Sánchez-Ostiz o Juan José Millás.

Izu no se pierde los Sanfermines.
Izu no se pierde los Sanfermines.

Entre su bibliografía anterior cabe destacar títulos como La Policía Foral de Navarra (1991), El Tribunal Administrativo de Navarra (2004), Sexo en sanfermines y otros mitos festivos (2007), Derecho Parlamentario de Navarra (2009) y El régimen lingüístico de la Comunidad Foral de Navarra (2013), libro este último por el que le concedieron en 2010 el Premio Martín de Azpilicueta.

Miguel Izu se ha especializado en derecho y política de Navarra, y ha sido concejal en el Ayuntamiento de Pamplona, presidente de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, miembro del Parlamento de Navarra, profesor universitario de Derecho Administrativo y actualmente es funcionario del Gobierno navarro como vocal del Tribunal Administrativo.

Desde que acabó su primera novela, Izu reconoce que no ha dejado de escribir, ha publicado varios artículos de prensa y están a punto de salir dos trabajos jurídicos en obras colectivas. Asegura que habrá más ensayos y también más novelas, aunque no se pone fechas. Por lo pronto, su público ya puede disfrutar de esta intriga policíaca sanferminera para ir abriendo boca.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.