Manos Unidas presenta su nueva campaña ‘Luchamos contra la pobreza. ¿Te apuntas?’

La entidad recaudó 43 millones de euros el pasado año, en el que las ayudas públicas experimentaron un notable incremento.

Manos Unidas
Directiva de Manos Unidas

Redacción. Manos Unidas recibió en 2014 un total de 43,1 millones de euros, un 2,6% menos que en 2013 pero los ingresos del sector público crecieron casi un 20% con respecto al año anterior porque la Ayuda Oficial al Desarrollo se incrementó tras unas “abruptas caídas” en los años anteriores.

“La crisis todavía se refleja en nuestros resultados provisionales de 2014, aunque los datos denotan cierta estabilidad. La Ayuda Oficial al Desarrollo se ha incrementado tras las abruptas caídas de años anteriores”, ha explicado la presidenta de Manos Unidas, Soledad Suárez.

Así lo ha indicado este miércoles, 5 de febrero, durante la presentación de la campaña anual de Manos Unidas que este año lleva por lema ‘Luchamos contra la pobreza. ¿Te apuntas?’ que tiene como objetivo “que la sociedad española vuelva a mirar más allá de sus fronteras” y se de cuenta de que “esa crisis que aún acongoja a muchos, en los países en los que colabora Manos Unidas es cuestión de vida o muerte”.

Concretamente, la organización recaudó en 2014 un total de 5,5 millones de euros del sector público (un 19,2% más que en 2013); 36,3 millones del sector privado (un 4,2% menos) y 1,3 millones de ingresos financieros y otros ingresos (un 24,7% menos).

Además, en 2014, Manos Unidas aprobó 608 proyectos por un importe de casi 47 millones de euros, de los cuales el 37% eran educativos. En total, estos programas han beneficiado directamente a más de 2,5 millones de personas.

Preguntada por la implicación del gobierno español en esta lucha, Suárez ha indicado que “los gobiernos tendrían que tener una política más activa” pero ha recordado que a los gobiernos de Occidente los eligen los ciudadanos y que, por tanto, “el gobierno español está haciendo lo que la sociedad le pide”.

“Los ponemos y quitamos los que vivimos allí. El gobierno está haciendo lo que la sociedad española le pide. No veo manifestaciones contra la bajada de la Ayuda Oficial al Desarrollo”, ha advertido. En este sentido, ha añadido que se debe seguir “denunciando” pues “hay dinero para todo, sobre todo, si se gestiona bien”.

Suárez ha apuntado que 2015 va a ser un año “crucial” en la lucha contra la pobreza pues en septiembre se reúne la Asamblea de Manos Unidas para ratificar los Objetivos de Desarrollo Sostenible que esperan que “no se limiten a cambiar una letra en las siglas –de ODM a ODS– sino que admitan otros muchos cambios para que se pueda avanzar”.

Según ha apuntado, los ODM “no han llegado a cumplirse” y considera que, en gran medida “no se tuvieron en cuenta muchas opiniones, entre ellas, las de la sociedad civil y de muchos países receptores de las ayudas al desarrollo”.

En todo caso, ahora aplaude que por fin se haya conseguido que las sociedades del norte se paren a pensar que “no son las más listas”, las que han de decidir qué es lo mejor para el desarrollo de los países del sur.

La presidenta de la ONG también ha hecho un repaso por los acontecimientos que les han preocupado en 2014 y se ha detenido en la crisis del Ébola que “se convirtió en portada solo cuando se le vieron las orejas al lobo”; la “amenaza de grupos yihadistas en África” que limita mucho el trabajo de Manos Unidas; los “incesantes” ataques a las mujeres en la India; la violencia en Oriente Medio o la persecución de los cristianos en Irak y Siria donde reina “caos, desgobierno y pobreza”.

Precisamente, en la presentación de la campaña ha participado la hermana Caridad Paramundayil, religiosa de la Congregación de las Adoratrices, Esclavas del Santísimo y la Caridad, fundada en 1856 para rescatar a las víctimas de la prostitución forzada. En la India, las Adoratrices trabajan en 14 centros de contacto y otros 12 de acogida para las hijas de las mujeres que viven de la prostitución.

“La mayoría de las mujeres que trabajan en la prostitución son víctimas de tráfico”, ha explicado Paramundayil. Por ello, entre sus proyectos, que apoya Manos Unidas, se encuentra un centro de día en Khalpara, junto al barrio de prostitución, donde llegan jóvenes para aprender alfabetización y costura o estética. Un total de 140 jóvenes ya han pasado por este centro.

Por su parte, el padre Jorge M. Crisafulli, que cumplirá pronto 20 años como misionero en África, ha expuesto la situación en el continente y ha aclarado que “no es pobre” sino “riquísimo” y ha explicado que lo que ha ocurrido es que ha sido “muy mal administrado durante siglos” y hoy se siguen sufriendo las consecuencias con unos gobernantes “corruptos”.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.