De cómo Lenin “habitó” durante años en una iglesia de Castaño del Robledo

Para sustituir el retablo quemado durante la Guerra Civil (1936-1939), el obispo de Pamplona, natural del municipio serrano onubense, mandó construir una talla de Santiago Matamoros en la que en lugar de un musulmán apareciera, arrollado por su caballo, el líder comunista.

Iglesia de Santiago el Mayor en Castaño del Robledo.
Iglesia de Santiago el Mayor en Castaño del Robledo.

P.C.G. Basta con bucear un poco en la intrahistoria y el patrimonio monumental e histórico de España para toparse de bruces con curiosidades y anécdotas que han trascendido poco o nada a nuestros días, pero a la vez resultan tan significativas que perduran en el recuerdo de quienes las conocen.

En el caso del municipio onubense de Castaño del Robledo, a la ya fascinante historia de su iglesia inacabada hay que sumarle el hecho de que los devotos de la Iglesia de Santiago el Mayor veneraron durante años un conjunto escultórico del que formaba parte el líder comunista y fundador de la Unión SoviéticaVladímir Ilich Uliánov, más conocido como Lenin.

El obispo de Pamplona, de Castaño del Robledo, Tomás Muñiz.
El obispo de Pamplona, de Castaño del Robledo, Tomás Muñiz. / Foto: www.enciclopediadenavarra.com

La “culpa” de este capricho histórico la tuvo el obispo de Pamplona, Tomás Muñiz Pablos (1874-1948), natural de Castaño del Robledo (Huelva), quien para sustituir el retablo quemado de la Iglesia durante la Guerra Civil española (1936-1939), mandó construir una nueva talla de Santiago Matamoros -el apóstol Santiago a lomos de su caballo y blandiendo una espada- en la que en lugar de arrollar a un musulmán, hiciera lo propio con el líder soviético, el “enemigo rojo”.

Vestido con el uniforme militar y con la hoz y el martillo en el pecho, Lenin estaba ubicado, dentro del conjunto escultórico, a los pies del caballo, con la mano izquierda protegiéndose de las patas del animal y portando en la derecha una antorcha ardiendo como símbolo de la quema de iglesias, templos y patrimonio cristiano.

La imagen de Lenin. /Foto: estatuasdelening.blogspot.com
La imagen de Lenin. /Foto: estatuasdelening.blogspot.com

La imagen de Lenin “habitó” en la Iglesia de Santiago el Mayor durante cuatro décadas. Con la Transición se quitó y se puso al moro. Actualmente, no existen ni Lenin, ni el musulmán, tal y como explica el párroco de Castaño del Robledo -y también de Alájar, Linares, Cortelazor y Fuenteheridos, todos ellos municipios onubenses-, Joaquín Sierra, “hace bastantes años que mis predecesores la quitaron y también al musulmán por las posibles ofensas que podían representar. Ahora mismo lo que hay es un hueco que se encuentra tapado”.

Ni Ayuntamiento ni parroquia conocen el paradero de la estatua del líder comunista: “El conjunto con el Patrón sigue en el altar mayor de la Iglesia y aunque se quitó la imagen que representaba no sé si a Lenin o a un soldado soviético para evitar conflictos, no sé lo que ocurrió con ella, si se destruyó o se la llevaron… no lo sé. La talla de Santiago se mantiene y aunque blande la espada, ya no mata a nadie”, explica el párroco del municipio de la Sierra.

Interior de la Parroquia./Foto: castanodelrobledo.illisoft.net/
Interior de la Parroquia./Foto: castanodelrobledo.illisoft.net/

La Iglesia de Santiago el Mayor en Castaño del Robledo, es un edificio renacentista con influencias del gótico, catalogado como Bien de Interés Cultural. Se cree que su construcción está ligada a la figura del humanista Benito Arias Montano (1527-1598).

Tomás Muñiz Pablos. Nacido en Castaño del Robledo, el entonces obispo de Pamplona que mandó construir el mencionado conjunto escultórico, estudió teología y derecho en el Seminario de Sevilla, donde fue profesor, párroco de Santa Cruz y teniente fiscal (1897-1905). Considerado uno de los mejores canonistas de España, fue provisor y vicario general (1905-1910) en León; canónigo arcipreste en Jaén (1910-24), auditor de la Rota y profesor de derecho en Madrid (1924-28); .

En 1928 fue preconizado obispo de Pamplona donde inició una activa campaña por levantar el seminario diocesano, que en 1935 estaba prácticamente construido. Fomentó fuertemente la catequesis y ese mismo año lo dedicó fundamentalmente a la organización de la Acción Católica en sus cuatro ramas y en toda la diócesis y fue trasladado al arzobispado de Santiago, donde murió y está enterrado en el Pórtico de la Gloria de la catedral gallega.

Curiosa la historia de la relación entre Lenin y la Sierra de Huelva, que a su vez nos descubre la biografía del clérigo de Castaño del Robledo que llegó al arzobispado de Santiago de Compostela, Tomás Muñiz.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.