Especialistas japoneses en arte Namban analizan 13 piezas lacadas en Navarra

Los objetos pertenecen a los siglos XVI, XVII y XVIII y han sido declarados este 28 de enero 'Bien de Interés Cultural' y serán conservados y restaurados conforme a las indicaciones que ofrezcan los expertos.

Expertos revisan las piezas.
Expertos revisan las piezas.

Europa Press. Tres de los máximos especialistas en el estudio de piezas lacadas Namban visitan estos días Pamplona con objeto de analizar las 13 obras de este singular estilo japonés que existen en Navarra y aconsejar sobre las técnicas de su restauración.

Precisamente estas piezas han sido declaradas este 28 de enero ‘Bien de Interés Cultural’ mediante un acuerdo del Gobierno de Navarra. El Servicio de Patrimonio Histórico ha reunido por este motivo todas las obras con el fin de realizar un amplio estudio interdisciplinar y aplicarles un tratamiento de conservación y restauración adecuado.

Estos trabajos se realizarán con la colaboración de Yayoi Kawamura, profesora de Historia del Arte en la Universidad de Oviedo, y especialista en Arte Oriental; Yoshihiko Yamashita, conservador del National Research Institute for Cultural Properties de Japón y Namio Takeuchi, conservadora jefa de Artes Decorativas del Museo Nacional de Tokyo.

Los expertos estudian ya el conjunto de 13 obras de laca de importación de los siglos XVI, XVII y XVIII, pertenecientes a parroquias y conventos de Navarra y procedentes de Japón y del virreinato de Nueva España. La Comunidad foral conserva el mayor número de obras de toda España de estilo Namban, gracias, posiblemente, a la relación de San Francisco Javier y los Jesuitas con esta tierra.

Entre 1545 y 1649, cuando estas obras llegaron a Occidente, ingresaron en las colecciones de la realeza y nobleza de alto rango, si bien muchas veces, las arcas lacadas fueron donadas a conventos e iglesias, convirtiéndose en relicario o arca eucarística del Jueves Santo, un uso que aún se mantiene en algunos lugares.

En Navarra, entre 2013 y 2014 y con motivo de su incoación como Bien de Interés Cultural, se realizó una campaña de revisión de estas piezas, observándose que algunas de ellas se encontraban en mal estado de conservación o habían sido objeto de intervenciones desafortunadas que ponían en peligro su integridad.

Gracias a la profesora Kawamura, ha destacado el Ejecutivo foral en un comunicado, Navarra podrá rehabilitarlas con la colaboración de la Universidad de Meiji, en Tokio, donde el Departamento de Química Aplicada está desarrollando el proyecto de investigación ‘Estudios de análisis químico y aspectos culturales de las lacas de estilo Namban conservadas en España’, dirigido por el profesor Tetsuo Miyakoshi.

Entre las 13 obras lacadas hay un conjunto de 11 piezas compuestas por dos arquetas, cinco arcas, un arcón y dos atriles, así como un escritorio de laca japonesa, todos ellos de estilo Namban.

Así, en el conjunto de piezas, hay dos arquetas Namban procedentes de las parroquias de la Asunción de Miranda de Arga y San Andrés de Morentin; cinco arcas que pertenecen a las parroquias de la Asunción de Miranda de Arga, San Jorge de Tudela, Catedral de Tudela, el convento de Agustinas Recoletas de Pamplona y San Juan Bautista de Cortes, de la que proceden dos de estas piezas. Finalmente, el arcón y el escritorio de laca japonesa también pertenecen al Convento de las Agustinas Recoletas.

Se han conservado, asimismo, dos atriles plegables decorados con esta técnica, uno de los cuales procede de la parroquia de San Miguel de Olcoz y otro de un particular, quien había cedido temporalmente su uso al Ayuntamiento de Tudela.

También han sido declarados Bien de Interés Cultural dos piezas que proceden de la zona de Michoacán (México) y son fruto del mestizaje entre lo asiático, lo europeo y lo autóctono americano, al que contribuyó la entrada de objetos Namban en Europa vía Nueva España, siguiendo la ruta desde Filipinas a través del Pacífico.

Esto permitió a los lacadores americanos el conocimiento de las lacas Namban que procedían de Japón, y produjo un verdadero mestizaje con la laca mexicana, denominada maque. A la profusión decorativa autóctona se unieron entonces las bandas geométricas que enmarcan espacios, con motivos tomados de las Namban japonesas.

De estas existen en Navarra solamente dos pequeños cofres de este estilo: una arqueta de estilo virreinal novohispano perteneciente a la parroquia de San Pedro de Mendigorría y una arqueta perteneciente a la Catedral de Pamplona.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.