El hombre tras el genio, ‘La teoría del todo’

Esta película es un documental de la vida privada de Stephen Hawking, un hombre extraordinario que supo hacer frente a todo cuanto el destino le ponía por delante.

Una escena de la película 'La teoría del todo'.
Una escena de la película ‘La teoría del todo’.

Carlos Fernández / @karlos686. “Por muy dura que nos parezca la vida, mientras hay vida, hay esperanza”. Esta cita, del propio Stephen Hawking, define en sí el contexto emocional que tan bien navega en La teoría del todo. No es de extrañar que su primera hora supere a la segunda, ya que su director (James Marsh) es director de documentales y la segunda hora es, en efecto, un documental de la vida privada de Stephen Hawking. Como muchos biopics, la película se centra más en la vida privada del personaje “famoso” que en lo que le hizo famoso.

Obviamente, la vida de Hawking da para muchas películas y se espera que el público no tenga que entender mucho de física. Ante esto, el director romantiza una ecuación, que en contraste a su relación con Jane Hawking (interpretada de forma sobresaliente por Felicity Jones) mezcla las dos pasiones de la vida de un hombre extraordinario que supo hacer frente a todo cuanto la vida le ponía por delante. No hay nada falso ni resbaladizo en esta película tan romántica y sincera ya que por fin, esta historia digna de contarse ha encontrado una gran forma de contarse, especialmente gracias a la interpretación de Eddie Redmayne, quien ya es favorito al Oscar.

La película no apunta a los trabajos que hicieron a Hawking conocido, apunta a la cara de detrás del genio, una cara que puede recordar al John Nash de Una mente maravillosa. Esta película tan valiente como conmovedora no se centra en la fácil morbosidad en la que podría haber caído, en todo caso cae en introducirnos más en la mente de los que rodean a Hawking que en el mismo genio. Fuere como fuere, la idea del paso del tiempo es contada como rara vez se ha hecho, de una forma tan romántica como en esta película que tiene tanto que decir, así como dirán los Oscar en la categoría de actor y en la de mejor banda sonora original, la cual es un regalo lírico.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.