Detenidas dos mujeres y un menor de 16 años por el homicidio por asfixia de una anciana en Castro Urdiales

Los detenidos, que se fueron a vivir a Benalmádena (Málaga) tras ocurrir los hechos, habrían entrado a robar a la vivienda de la fallecida, con la que habían entablado amistad antes.

 

Un coche patrulla de la Guardia Civil.
Un coche patrulla de la Guardia Civil.

Redacción. La Guardia Civil ha detenido a dos mujeres, con iniciales N.B. y J.G.E., y al hijo de una de ellas, un menor de 16 años, como presuntos autores del homicidio por asfixia de una anciana de 80 años ocurrido en septiembre del año pasado en la localidad cántabra de Castro Urdiales.

Según la investigación, los detenidos, que se fueron a vivir a Benalmádena (Málaga) tras ocurrir los hechos, habrían entrado a robar a la vivienda de la fallecida, con la que habían entablado amistad antes.

La anciana fue encontrada muerta en su domicilio la mañana del 15 de septiembre de 2014, sin aparentes signos de violencia. En el lugar, los agentes observaron varios cajones abiertos, mientras que los familiares de la fallecida indicaron que faltaban unas joyas de bisutería, un teléfono móvil y una pequeña cantidad de dinero.

Al sospechar que se podía haber producido un robo, aunque la vivienda no estaba forzada, se abrieron en ese momento diferentes líneas de investigación a la espera de la autopsia, que finalmente reveló una muerte violenta por asfixia.

A partir de ese momento, especialistas en homicidios de la Guardia Civil de Cantabria se hicieron cargo de las pesquisas, que se centraron en el entorno de la mujer. Las sospechas recayeron en tres personas, dos mujeres y un menor, que, tras el entierro de la anciana, se marcharon a vivir a la provincia de Málaga.

Los agentes averiguaron que algunas de las personas investigadas mantenían una relación de amistad con la fallecida y que se veían con asiduidad. Además, una de ellas había accedido una vez a la vivienda de la anciana, se supone que con la intención de ver el interior de la misma.

También, se supo que el día anterior a la aparición del cadáver, cuando la fallecida regresaba a su domicilio de un establecimiento donde había estado con los sospechosos, fue abordada en el rellano de su vivienda por tres personas encapuchadas, que la metieron a la fuerza en su vivienda, al parecer con la intención de cometer un robo.

Con estos datos, la tarde del pasado 20 de enero fueron detenidos en Benalmádena el menor y su madre, y ese mismo día por la tarde, en la localidad de Gijano-Valle de Mena (Burgos), la otra mujer, aprovechando que se había desplazado desde Málaga para visitar a unos familiares.

La investigación está dirigida por el Juzgado de Instrucción número tres de Castro Urdiales, ante el que comparecerán este viernes las dos mujeres detenidas, mientras que se ha ordenado con anterioridad el ingreso del menor en un centro de internamiento.

La operación ha corrido a cargo de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Cantabria, con el apoyo del equipo de Policía Judicial de Castro Urdiales y Policía Judicial de Málaga.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.