La nieve obliga a cerrar 11 puertos de la red secundaria y a utilizar cadenas en 35

Europa Press. Un total de 11 puertos de montaña de la red secundaria de carreteras permanecen este miércoles, 21 de enero, cerrados al tráfico como consecuencia de las nevadas. Además, en otros 35 de esta misma red son necesarias las cadenas, en su mayoría en las provincias de Cantabria, Asturias, León y Burgos, según ha informado la Dirección General de Tráfico (DGT).

Los puertos cerrados son Estacas de Trueba, Lunada y Palombera, los tres en Cantabria; La Marta, Connio y Tarna, en Asturias; Foncebadón y Monteviejo en León; La Peña de Francia, en Salamanca; y Piernal y Honduras en Cáceres.

En cuanto a la red principal, la DGT ha indicado que es obligatorio circular con cadenas o neumáticos de invierno en Pajares (Asturias), San Glorio y Pontón (León). Del mismo modo, está prohibida la circulación de camiones en la AP-66 entre Rioseco de tapia (León) y Campomanes (Asturias) y en Guadalajara en la A-2 entre Torija y Alcolea del pinar.

Mientras, se recomienda circular con precaución debido a las nevadas, en la provincia de León en la A-6 en Piedrafita y Manzanal del puerto; en la provincia de Guadalajar en la N-211 eb Alcolea del pinar; en Madrid en la A-1 a la altura del puerto de Somosierra; en Burgos, en la N-232 en Soncillo; y en la N-52 en Ávila bella en Ourense.

Alerta por nieve. Por otro lado, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias ha alertado por nieve al norte de la Península y a las sierras de Jaén y Granada y, por fuerte oleaje, de más de seis metros, al Cantábrico y Galicia.

Así, Protección Civil señala que, de acuerdo con las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), la cota de nieve se situará en torno a 600 metros y que también podrá nevar en la sierra de Madrid, donde a partir de 1.000 metros se podrán acumular hasta cinco centímetros de espesor de nieve. Mientras, la altura del oleaje, de más de seis metros afectará, sobre todo al Cantábrico y Galicia.

Respecto a las nevadas, advierte de que se producirán por encima de 600 metros en el norte de Castilla y León, Asturias, Cantabria, Jaén y Granada, donde podrían acumularse hasta 8 centímetros de espesor o incluso superiores a mayor altitud. Por su parte, en el País Vasco la cota estará a 500 metros y podría bajar a 400 durante la próxima madrugada del jueves 22 de enero.

Protección Civil señala que la situación se prolongará durante el jueves, donde la cota de nieve subirá, a lo largo del día hasta los 800 a 1.000 metros. Las nevadas afectarán a otras zonas del centro y oeste peninsular, aunque con menor intensidad.

En cuanto al temporal marítimo, avisa de que este miércoles y jueves afectará a la costa cantábrica y gallega, con olas de más de seis metros de altura, y que también afectará el 22 de enero a Melilla, donde se prevén rachas de viento de hasta 100 kilómetros por hora. Además, advierte de que es preciso tener en cuenta que los efectos de las lluvias en la cornisa cantábrica, podrían verse agravados por las mareas vivas.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.