La Policía Nacional participa en el desarrollo de un laboratorio forense para investigar atentados

La Científica ha asesorado y participado activamente en el desarrollo de las tecnologías de estos nuevos equipos y aportado su experiencia al diseño ergonómico.

El dinero se destinará a proyectos de distinta índole. / Foto: www.wawis.com.mx/
El dinero se destinará a proyectos de distinta índole. / Foto: www.wawis.com.mx/

Redacción. El proyecto ForLab -Forensic Laboratory for in-situ evidence analysis in a post blast scenario-, es un proyecto europeo financiado por el 7 Programa Marco (FP7). Este proyecto, en el que participa la Policía Nacional a través de la Comisaría General de Policía Científica, dio comienzo el día 1 de marzo de 2012 y desarrolla una metodología novedosa para la recogida de evidencias en los escenarios post-explosión.

La innovación fundamental consiste en establecer una comunicación entre las pesquisas que realicen los investigadores desplegados en la escena y un puesto de mando que dispondrá en tiempo real de los resultados de los análisis preliminares realizados sobre las evidencias recogidas. La aproximación propuesta en ForLab maximizará la velocidad, fiabilidad y precisión de la recogida de muestras que supondrá un paso adelante en la lucha contra el terrorismo.

El consorcio europeo liderado por Indra, en el que han trabajado otros 12 socios de siete países europeos, ha completado el desarrollo de ForLab, un avanzado laboratorio forense diseñado para ser trasladado al escenario de un atentado y poder procesar pruebas de forma eficaz. El sistema facilita un primer análisis e identificación rápida de explosivos y residuos de disparos y apoya las labores de detección de pequeños restos plásticos y componentes electrónicos procedentes del artefacto.

El papel desempeñado por la Comisaría General de Policía Científica, como usuario final, se ha centrado fundamentalmente en el asesoramiento y participación activa del desarrollo de las tecnologías, principalmente LIBS y Raman, y un sistema de registro de evidencias con la integración de diversos software, junto con la empresa española Indra que lidera el proyecto. Asimismo, ha dado a conocer a los demás miembros del consorcio las necesidades de adaptación de estas novedosas tecnologías a los escenarios post-explosión reales.

Además, la Comisaría General de Policía Científica ha aportado su experiencia para que el diseño ergonómico de los equipos sea el adecuado y cubra las necesidades y expectativas básicas de seguridad y manejabilidad requerida por los operadores de la escena del delito y contribuido al éxito del proyecto con sus conocimientos en el campo criminalístico.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.