La Seguridad Social se propone generalizar la factura electrónica entre todos sus proveedores

El objetivo fundamental de la facturación electrónica es mejorar los procedimientos de pago a terceros y perfeccionar los controles de las facturas pendientes de pago con el fin de reducir la morosidad.

Ministerio de Empleo y Seguridad Social.
Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Redacción. La Seguridad Social, al igual que el resto de Administraciones Públicas, ha puesto en marcha desde el jueves, 15 de enero, la factura electrónica para los pagos a los proveedores de bienes y servicios por un importe superior a 5.000 euros. No obstante, el Ministerio de Empleo ha explicado que la pretensión es que la Seguridad Social generalice el nuevo formato a todas las facturas, independientemente de su importe.

El objetivo fundamental de la facturación electrónica es, por un lado, mejorar los procedimientos de pago a terceros aportando agilidad, eficacia y eficiencia a la gestión administrativa, al producirse la captación de los datos de forma automática, eliminando el papel como soporte fundamental.

El nuevo sistema perfecciona los controles de las facturas pendientes de pago con el fin de reducir la morosidad, lo que, según Empleo, contribuirá al cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera y a mejorar la competitividad de las empresas.

Cualquier proveedor que lo desee, con independencia del importe de la factura, podrá presentar el documento en formato electrónico. Para la Seguridad Social, que sólo el año pasado registró alrededor de 100.000 facturas, este sistema le permitirá ahorrar costes, reducir los tiempos de facturación y minimizar fallos y errores en las facturas.

El uso de la factura electrónica es obligatorio desde el jueves, 15 de enero, para determinados proveedores, entre otros, sociedades anónimas y de responsabilidad limitada. Se excluye de la obligación de presentar la factura electrónica los pagos de hasta 5.000 euros.

Las facturas electrónicas con destino a la Seguridad Social se presentaran a través del Punto General de Entrada de Facturas Electrónicas de la Administración General del Estado (FACe), desde donde se facilitará a los proveedores un listado de las distintas unidades de la Seguridad Social implicadas en el trámite de las facturas electrónicas, así como de sus oficinas contables y sus centros gestores. Además, a través de este punto podrán consultar en todo momento el estado de tramitación.

Además, el FACe remitirá por medios electrónicos las facturas a la oficina contable competente, que las anotará en el registro contable de la Seguridad Social y posteriormente las distribuirá a los órganos oportunos para su tramitación.

Los proveedores podrán emitir los documentos electrónicos de pago a través de sus propios sistemas de gestión o bien mediante  la utilización de la aplicación gratuita puesta a disposición de todos los particulares por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.