Detenido el hombre que amenazaba con explotar un tren de Cercanías a su llegada a Atocha

Todo ha resultado una falsa alarma, ya que el individuo no portaba explosivo alguno ni está fichado como radical islamista. La Policía ha constatado que presenta problemas mentales.

Estación de Atocha.
Estación de Atocha.

Europa Press. Madrid recupera la calma después de que en la mañana de este 2 de enero, un hombre, de nacionalidad españoles y origen magrebí, haya amenazado con inmolarse cuando viajaba en un tren de Cercanías cuando estaba próxima la llegada de éste a  Atocha. El individuo, que no estaba fichado como radical islamista, ha sido finalmente detenido. Su nombre es Jamal Herradi y la Policía Nacional ha podido constatar que sufre problemas mentales, según han informado fuentes de la investigación.

El hombre se encuentra actualmente siguiendo un tratamiento por sus problemas mentales y los agentes se han llegado a poner en contacto a lo largo de la mañana incluso con el médico que le trata en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

Jamal Herradi ha sido trasladado a la sede de la Brigada Provincial de Información de la Jefatura Superior de Policía de Madrid situada en Moratalaz, donde está siendo interrogado por los agentes de la Policía Nacional.

Los pasajeros que iban en el mismo vagón del hombre arrestado por amenaza de bomba pararon el tren a 500 metros de la estación de Atocha, a la altura de la calle Tellez, después de que el sospechoso amenazase a gritos con suicidarse detonando un presunto explosivo que portaba en la mochila.

Tras parar el tren a la fuerza haciendo uso de una de las palancas de emergencia, esta persona salió corriendo por las vías aunque finalmente fue arrestada en la calle, según han informado fuentes policiales. También algunos de estos pasajeros han salido huyendo aterrorizados del tren escapando por las vías.

Estas mismas fuentes aseguran que se trata de un hombre de rasgos árabes y que iba ataviado con una chilaba. Los Tedax han procedido a analizar la mochila que portaba y no han hallado explosivos en su interior, sino una botella de agua. La Policía ya ha analizado el recipiente y descartan que estuviese llena de ningún tipo de sustancia explosiva.

Pese a ello y por precaución, los expertos policiales en desactivación de explosivos continuaron revisando el tren que procedía desde la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz, aunque finalmente se constató que era una falsa alarma.

El incidente ha obligado a activar la Circular 50, el protocolo habitual en este tipo de situaciones de riesgo mediante el cual se articulan las medidas de seguridad, coordinación y desalojos.

Por su parte, el Samur ha atendido finalmente a cuatro personas en el entorno de la estación de Atocha por crisis de ansiedad, han informado fuentes de Emergencias Madrid.

Las cuatro personas han sido dadas de alta en la zona. A destacar que una de ellas ha sufrido una herida leve en una muñeca tras huir del tren de Cercanías.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.