Un onubense consigue Internet para siete plantas de aislamiento de cinco hospitales andaluces

El esfuerzo y la voluntad de O.D. permiten la puesta en marcha de un proyecto gracias al cual los enfermos de estas áreas podrán comunicarse esta Navidad con sus familiares y amigos. El Juan Ramón Jiménez ha empezado ya a pilotar esta experiencia en la zona de aislamiento oncológico de adultos.

Detención por uso indebido de una tarjeta bancaria.
Internet ha revolucionado la manera de comunicarnos.

Paula Crespo. Internet, las redes sociales y en definitiva las nuevas tecnologías de la información han revolucionado nuestras vidas. Hasta el punto de convertirse en algunas ocasiones en la única o la más económica forma de comunicación posible. Es precisamente en situaciones extremas y cuando nos falta cuando nos percatamos de lo importante que es la comunicación con los demás y el acceso a la información en nuestro desempeño diario.

Eso le ocurrió al onubense O.D., quien después de pasar 35 días seguidos y otros tantos salteados en la unidad de Transplantes de Médula Ósea (TMO) en el sótano del hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde su hijo de dos años estuvo ingresado a finales de 2012 y principios de 2013 con leucemia y experimentar en primera persona la falta de comunicación, por la escasa cobertura y por lo breve de las visitas permitidas en estas unidades,  decidió mover Roma con Santiago para cambiar la situación de esos niños y sus familiares, que por desgracia tienen que pasar largas temporadas en un hospital.

El trabajador se encuentra estable en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla.
El trabajador se encuentra estable en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

“Solo podía ver a mi hijo dos horas al día, una por la mañana y otra por la tarde. Encima la cobertura era muy mala por lo que Internet en el móvil no funcionaba correctamente. La madre allí en Sevilla y yo en Huelva. Además de la mía, me planteé cómo era la situación por la que estaban pasando esos niños y sus familiares que no podían ver un vídeo en Youtube para entretenerse, o los más mayorcitos conectarse a las redes sociales para hablar con sus amigos, algo que para ellos es la vida, y me marqué el objetivo de mejorar aquella situación”, relata este docente de Huelva que prefiere permanecer en el anonimato.

Vodafone se interesó por el caso y facilitó un punto de acceso a Internet.
Vodafone se interesó por el caso y facilitó un punto de acceso a Internet.

Y no cejó en su empeño hasta conseguirlo. Cada día al llegar a casa a las tantas de la noche y en el camino de ida y vuelta de Huelva a Sevilla escribía emails y hacía llamadas a todas las fundaciones, asociaciones y organizaciones relacionadas con el cáncer comentándoles la situación de las familias que ocupaban las tres habitaciones del TMO: “Me puse en contacto con la Fundación Carreras, Andes, Asociación Española contra el Cáncer, Fundación Sevilla…y por ‘h’ o por ‘b’ a todas les resultaba imposible. Hasta que un buen día se me llamaron de Vodafone, en concreto Jesús que se ha implicado muchísimo en esta historia, y me dieron un punto de acceso libre  a Internet que yo cedí a la supervisora de la unidad para que lo ubicara donde ella creyera conveniente”.

No le bastó con eso. O.D., que ha seguido moviendo hilos y luchando por la comunicación de estos enfermos, tenaz y humildemente, sin esperar ningún tipo de reconocimiento público a cambio: “Simplemente vi que aquello no podía seguir así, que aquellas personas no podían permanecer incomunicadas de sus familiares, que no podían seguir solos. Yo sabía lo que era y quería evitar que otras familias pasaran por lo mismo”.

Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva.
Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva.

Un esfuerzo que  a la postre ha valido la pena, ya que se ha traducido en un proyecto entre la Junta de Andalucía y Vodafone, en el que se han incluido siete plantas de cinco hospitales de cuatro provincias andaluzas: las unidades de Grandes Quemados y la de Transplante de Médula del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla; la unidad de Oncohematología pediátrica, del Hospital Macarena (Sevilla); la unidad de Oncología de larga estancia en el Hospital de Poniente en Almería; la unidad de Aislados del Juan Ramón Jiménez y la unidad de Transplante de Médula del Hospital Regional Carlos Haya de Málaga.

O.D. ha estado en contacto con todos ellos muy encima del proyecto, interesándose por que se pusiera en marcha lo antes posible y ayer mismo – 11 de diciembre de 2014 para el lector- confirmaba a Huelva Buenas Noticias la finalización de los trabajos de instalación en las siete unidades de estos cinco centros hospitalarios.

Según han señalado a HBN fuentes del Hospital Juan Ramón Jiménez, en estos días van a empezar a pilotar esta experiencia en la zona de aislamiento oncológico de adultos del centro, para luego pasarla al área infantil si los resultados son positivos: “el hospital está encantado de que Vodafone vaya a habilitar este servicio que se va a prestar a pacientes que desgraciadamente tienen que pasar largos períodos. Internet les va a permitir estar en contacto permanente con sus familiares y con la realidad”.

Y es que, la comunicación es indispensable, inherente al ser humano, ya que como predica la famosa frase aristotélica “el hombre es un ser social por naturaleza”. El contacto con los otros, con nuestros semejantes es algo imprescindible y necesario. Por eso el gesto de este onubense, la lucha ya sin su propio interés de por medio, es una muestra de solidaridad que sin duda va a suponer una buena noticia y el mejor regalo de Navidad posible para esos enfermos y sus familias.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.