Recordando a Lauren Postigo, una vida dedicada a la música y a la poesía

Cuando se cumplen ocho años de la muerte del conocido crítico, España Buenas Noticias hace un recorrido por su vida recordando cuáles fueron sus proyectos más ambiciosos.

Lauren Postigo nació en el municipio onubense de Nerva.
Lauren Postigo nació en el municipio onubense de Nerva. /Foto: mujer.orange.es

ML. El 9 de diciembre de 2006 falleció en Madrid uno de los mitos de la televisión de los años 70 y propulsor de la copla, Lauren Postigo. Natural del municipio de Nerva, en la Cuenca Minera onubense, Lauren Postigo abandonó su pueblo para licenciarse en idiomas en la Universidad de la Sorbona. No solo París fue testigo de la energía del español, tras finalizar sus estudios se trasladó hasta Londres y, allí fue, donde comenzó su compromiso y exaltación de la cultura española. A contracorriente, Postigo apostó por el género coplero en un momento en el que no estaba bien visto en la sociedad española y se apoyó en los medios de comunicación para crear una muralla infranqueable alrededor del flamenco y descubrir a importantes personalidades que han sido referentes del mundo del cante.

En el año 1978 se dio a conocer en todo el país por presentar ‘Cantares’, un programa por el que desfilaron los principales exponentes de la copla española en aquellos años. El programa se realizaba desde El Corral de la Pacheca y en él se alternaban entrevistas con las actuaciones de los protagonistas que acudían a ‘Cantares’ para darse a conocer en el mundo de la canción. Concha Piquer, Rocío Jurado, Juanita Reina, Estrellita Castro, Rafael Farina, Marifé de Triana, Lola Flores o personajes que iniciaban su carrera profesional, como Isabel Pantoja, pasaron por el programa que conducía el nervense.

Los medios de comunicación eran la pasión de Postigo y, tras su paso por la televisión, Laureano Postigo trasladó el formato de su programa a la radio, concretamente a la Cadena Cope, en la que la copla invadía las ondas. En los años 90, volvió a la televisión en el concurso ‘Puerta a la fama’, de Telemadrid, junto a Juanma López Iturriaga y Elsa Anka. Posteriormente lo hizo como miembro del jurado de los programas ‘Lluvia de estrellas’ y ‘Menudas estrellas’, presentados por Bertín Osborne.

Pero su verdadero delirio era la poesía, muestra de ello son sus recitales de Rubén Darío, Alberti o Lorca e incluso algunas  composiciones para la banda sonora de ‘Deprisa, deprisa’  y, “en  Huelva,  escribió letras de fandangos muy conocidos a los hermanos Toronjo”, asegura su sobrino, Manuel Postigo.

Sus orígenes siempre marcaron la carrera profesional del artista. “Cada vez que venía a Nerva nos contaba sus vivencias y sus aventuras por el mundo, recitaba y hacía poesía de sus experiencias. En algunos de sus recitales hablaba de Huelva, de los paisajes de la provincia, los proyectaba en sus versos. Huelva y su provincia fueron muy importantes en su vida personal y profesional”, explica Manuel.

Postigo murió escribiendo un libro sobre Nerva.
Postigo murió escribiendo un libro sobre Nerva.

Polifacético e inquieto, así lo recuerdan sus familiares. “Murió escribiendo un libro sobre Nerva que nunca terminó. Según contó, era una novela inspirada en la lucha obrera en el pueblo. Jugaba con la idea de que en se había encontrado oro en el municipio. Hasta sus últimos días tuvo proyectos en su cabeza”, añade.

“Nerva era el punto de unión de mi tío con sus raíces y sus orígenes. Aquí vivían sus padres y sus hermanos por eso, cada vez que tenía un hueco venía y pasaba una temporada aquí”, cuenta su sobrino, quien según ha trasladado a Huelva Buenas Noticias, su tío era muy distinto a como se le veía en los medios de comunicación, “cuando venía a Nerva se salvaban todas las distancias. Era una persona muy atenta, muy cercana, hogareña y entrañable. Él estaba muy pendiente de su familia, a sus padres, siempre les preguntaba por cómo estaban los demás”.

“La palabra creatividad es la que mejor define a mi tío. Siempre estaba creando, su mente trabajando, nunca pudo dejar la vida artística. Esa actividad e inquietud las heredó de su padre, mi abuelo. Era una persona muy culta, a la que le gustaba mucho escribir, pero se diferenciaba de mi tío Laureano en que no le gustaba la vida  pública, nunca mostró sus artes literarias de cara al público”, apostilla Manuel Postigo

A los 78 años falleció en Madrid, de una parada cardíaca. Lauren Postigo dejó un importante legado dentro del mundo del flamenco y de la copla con importantes aportaciones y en el mundo de la televisión.

En su pueblo, Nerva, su familia guarda la mejor herencia: cada uno de los momentos que crearon, disfrutaron y compartieron con el genio Postigo.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.