The Big Van Theory, una ‘caravana’ de científicos españoles que recorre el mundo con sus monólogos de ciencia y humor

Los profesores que enseñan empleando métodos didácticos y entretenidos siempre son, además de recordados con más cariño, los que obtienen mayores porcentajes de aprobados. Esa misma fórmula de aunar conocimientos y diversión es con la que está triunfando en el panorama internacional un grupo de 16 expertos españoles que se hacen llamar 'casi' como la serie americana de televisión.

Algunos de los integrantes de TBVT.
Algunos de los integrantes de TBVT.

Ana Rodríguez. Hacer “monólogos científicos de risas y de aprender cosas” es el objetivo que se ha marcado The Big Van Theory (TBVT), un grupo de científicos monologuistas integrado por físicos, biólogos, químicos, matemáticos e ingenieros que persiguen acercar la ciencia al gran público, utilizando este formato que tan buenos resultados les está dando.

Seguramente el nombre de este equipo les sonará, fundamentalmente de la serie americana The Big Bang Theory. Los españoles cambiaron Bang (explosión) por Van (caravana) en un guiño a la manera que tienen de viajar por todo el mundo, llevando su cartera de risas y conocimiento allá por donde pasan. En este sentido, Alberto Vivó, uno de los integrantes del grupo, reconoce que el nombre del mismo “fue una triquiñuela para que se nos reconociera con ciencia y humor. Y ‘van’ representa nuestro espíritu farandulero, al llevar el espectáculo por todas partes. Pero, finalmente, lo que hacemos no tiene nada que ver con la serie y, aunque bromeamos actuando, no nos parecemos a sus personajes”.

Logo deTBVT.
Logo deTBVT.

Los Big Van ibéricos se conocieron en Famelab, un concurso internacional de monólogos científicos en el que resultaron preseleccionados. “Pasamos un fin de semana juntos en el que recibimos una masterclass de comunicación y pensamos exportar ese formato y crear un espectáculo de monólogos de ciencia”, explica este biotecnólogo con amplios conocimientos en Nanotecnología y Bioenergía, que además es el chef de este curioso equipo.

Pero todos estos oradores tienen mucho caché: Eduardo Sáenz es profesor de matemáticas y computación aplicada y divulgador científico para la Universidad de La Rioja; Helena González es doctora en Genética y Biología del Cáncer, además de coordinadora de actividades de divulgación en el Parc Científic de Barcelona; Oriol Marimon es químico de formación, aunque dejó los laboratorios de síntesis orgánica para dedicarse a la Biología Molecular, siendo también doctor en Biofísica; Luis Matías es licenciado en Bioquímica y doctor en Biología Vegetal, así como investigador postdoctoral en el Centre for Research in Agricultural Genomics de Barcelona.

Todos los miembros del grupo son científicos.
Todos los miembros del grupo son científicos.

Por su parte, Xavier Luri es profesor del departamento de Astronomía y Meteorología de la Universidad de Barcelona y participa en la misión Gaia de la Agencia Europea del Espacio; Elisabet Prats es doctora en Química y actualmente investigadora postdoctorado en el Instituto de Microelectrónica de Barcelona, donde diseña biosensores; Javier Santaolalla es profesor de física en la Universidad de Río de Janeiro (UERJ) e investigador en el experimento CMS del LHC (CERN), así como guía oficial del CERN, el mayor laboratorio de física de partículas del mundo.

Por último, Irene Olga es doctora en Física Cuántica y actualmente trabaja de investigadora astrofísica en el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) en el proyecto internacional CTA (telescopios de rayos gamma); Miguel Abril es ingeniero electrónico y doctor en Ciencias Físicas y trabaja en el Instituto de Astrofísica de Andalucía; Daniel García es físico de formación y ha trabajado en el Servicio Geológico de Estados Unidos, la Fundación Global Earthquake Model y las universidades Nacional Autónoma de México y Complutense de Madrid; y Manuel Tardáguila es doctor en Biología Molecular, máster en Bioinformática y en la actualidad trabaja en el mundo de la Genómica Clínica.

La ciencia en España mejora muy progresivamente
El equipo enseña ciencia de manera divertida.

La mayoría de estos profesionales trabaja, pues, en centros de investigación, alternándose para cubrir las actividades que van realizando. De hecho, sólo dos de los 16 integrantes están dedicados en exclusiva a la actividad del grupo, que intenta concentrarse, por razones de agenda, en los fines de semana.

Al ser tan variadas las especialidades de cada uno de ellos, sus monólogos versan sobre muy diversos temas relacionados con las matemáticas, la física y la química, la biología y la ingeniería de materiales, como por ejemplo la criptografía, los organismos transgénicos, la fusión de átomos en el interior de las estrellas y las aplicaciones del grafeno.

Siendo así, cabría pensar que sólo personas con conocimientos muy amplios disfrutan y entienden estos monólogos, sin embargo, Alberto Vivó asegura que sus espectáculos “van dirigidos a todo el público adulto, desde los 15 años. Nuestro objetivo es dar a conocer a toda la sociedad el mundo de la ciencia y la investigación, así que los conocimientos que exponemos tienen un nivel que todos pueden entender, aunque cierto es que los que tienen contacto con la ciencia cogen más ligeramente el hilo de lo que se está explicando”.

Los Big Van en el Teatro Ideal de Calahorra.
Los Big Van en el Teatro Ideal de Calahorra.

Cada actuación de The Big Van Theory consta de entre tres y seis monólogos diferentes y de ellas la gente “sale contenta, en ocasiones sorprendida porque no esperaba que se trataran temas tan específicos de ciencia, contados de forma entretenida, o porque fuera con tanto humor. El aprendizaje que se llevan a casa es que la ciencia no tiene límites, existen infinitos fenómenos y temas, muchos apasionantes, y que es importante apoyar la investigación para el progreso. Y, quizá, algún dato específico, como que una célula de combustible microbiana de laboratorio puede generar una corriente de 100.000 nanoamperios”.

Desde junio de 2013, el grupo ha representado su show en casi dos centenares de ocasiones, superando en los cuatro primeros meses de este 2014 –último dato del que disponen- los 1.000 espectadores. Teatros, bares, museos, institutos, universidades, centros de investigación, congresos, vagones de metro… cualquier espacio es viable si se quiere pasar un buen rato de manos de la ciencia y sus difusores. Además, estos expertos habilitan durante sus actuaciones hashtags para que los espectadores puedan formular sus preguntas al final, como una manera dinámica de interaccionar con los asistentes.

Los mejores monólogos han sido publicado en un libro titulado 'Si tú me dices gen, lo dejo todo'.
Los mejores monólogos han sido publicado en un libro titulado ‘Si tú me dices gen, lo dejo todo’.

Por otro lado, con los 24 mejores monólogos y los capítulos de la ciencia que esconden tras ellos, estos expertos han publicado un libro titulado Si tú me dices gen, lo dejo todo en la editorial La Esfera. El primero de varios, esperan, y que Vivó ‘vende’ asegurando que “es el mejor regalo para esta Navidad”.

Tras un año vertiginoso, los miembros de The Big Van han actuado con gran éxito en Valencia, Madrid, Barcelona, Bilbao, Mallorca, Gran Canaria… y antes de Navidad estarán en Logroño, Granada y Cádiz. Pero no sólo se mueven por España, estas mentes inquietas han adaptado la mayoría de sus monólogos al inglés para poder actuar ante audiencias internacionales. Así, han hecho reír a los asistentes al Mobile World Congress de Barcelona, el World Science Forum de Rio de Janeiro, la Public Communication of Science and Technology Conference de Salvador de Bahía, al Festival de Teatro de Cheltenham, el certamen NoCauseforConCERN del CERN (Ginebra)…

“Hemos estado en Suiza y Reino Unido y, a partir de que nos presentamos hace medio año en el PCST en Brasil, el mayor congreso de divulgación de ciencia, tuvimos muy buena acogida y en América del Sur vamos a hacer proyectos de comunicación de ciencia en varios países, con la Unesco y otras organizaciones de ciencia. Ya hemos estado en Colombia, Chile y Argentina y a primeros de diciembre en México”, reconoce Vivó.

Ciencia para niños.
TBVT también hace ciencia para niños.

Tal está siendo el éxito de este equipo de científicos que The Big Van Theory ha sido reconocida como una de las 100 mejores iniciativas de educación científica del mundo según el estudio ‘Desafío Educación’ de Fundación Telefónica, además de haber recibido una mención honorífica en los Premios Prisma. También la prestigiosa revista Science Careers recogió en uno de sus artículos la labor humanitaria y solidaria de dos integrantes del grupo, Oriol Marimon y Helena González.

Al margen de los monólogos, TBVT desarrolla otras actividades como talleres de comunicación científica oral, charlas monográficas extensas en las que desarrollan un tema científico apoyándose en el humor –algunas son sobre matemáticas, otras abordan el descubrimiento del bosón de Higgs, la epigenética o la astronomía-; y finalmente los talleres Clowntifics en los que utilizan herramientas propias de las artes escénicas para mejorar la aproximación de los científicos a la sociedad.

En resumen, el éxito de estos científicos es ya arrollador, un equipo de profesionales que ha conseguido conjugar sus dos pasiones en una misma actividad, a la par que demostrar que la ciencia con humor entra.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.