Un estudio sobre el alcoholismo obtiene la beca nacional ‘Isabel Fernández’

Fernando Leiva, el médico investigador principal de este proyecto, indica que en el mismo se plantea la necesidad de que los médicos de familia ahonden más en los conocimientos sobre el alcoholismo, una enfermedad cada vez más generalizada.

El investigador Fernando Leiva junto a Ana Roldán Villalobos, responsable de la Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria, y José Ángel Fernández García, tutor de residencia.
El investigador Fernando Leiva junto a Ana Roldán Villalobos, responsable de la Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria, y José Ángel Fernández García, tutor de residencia.

Patricia Monterroso. La Unidad de Medicina Familiar y Comunitaria de Córdoba ha sido premiada con la beca de investigación ‘Isabel Fernández’ de la Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria para un proyecto de investigación relacionado con el alcoholismo.

Se trata de una de las más importante que concede esta Sociedad para ayudar a la investigación y realización de tesis doctorales. En esta última edición la beca ha sido concedida sobre esta Unidad de Medicina Familiar de Córdoba quienes han “evaluado las competencias que tienen los médicos de familia de toda España sobre el manejo de la enfermedad del alcoholismo en las consultas”, explica Fernando Leiva, Licenciado en Medicina e investigador principal de este proyecto. Con él ha trabajado en sacar adelante este estudio el Técnico de Salud de la Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria de Córdoba, Luis Ángel Pérula de Torres.

En torno a 1.500 médicos han participado con el cuestionario.
En torno a 1.500 médicos han participado con el cuestionario.

El estudio ha sido elaborado por el  Grupo Corporativo Alcoap, formado por médicos integrantes de la Sociedad Española de Medicina Comunitaria de los cuales cinco son de Córdoba. “En junio mandamos el estudio al Comité de Ética de la provincia de Córdoba y en julio mandamos la solicitud de la beca, que nos fue concedida en el Congreso anual de la Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria celebrado en octubre en Almería”.

Entre los criterios tenidos en cuenta para conceder la beca se ha tenido en cuenta la metodología, la potencia estadística -al ser un estudio online es muy accesible a los profesionales encuestados- y su coste. Y es que tal y como afirma el investigador, “en estos días es fundamental que un estudio que tenga una gran potencia estadística como este, ofrezca resultados traslacionables a la práctica clínica y además sea barato es fundamental”.

El consumo de alcohol es un  hábito social en nuestro país.
El consumo de alcohol es un hábito social en nuestro país.

El estudio se ha centrado en averiguar qué es lo que saben los médicos y enfermeras sobre el alcoholismo y qué variables se tienen en cuenta a la hora de su diagnóstico y tratamiento. “Nosotros iniciamos el proyecto piloto, que en teoría iba a contar con menos de 1.000 médicos encuestados y al final han sido cerca de 1.500”, aclara Leiva. “Realizamos encuesta y la enviamos por correo electrónico. Primero se hizo el muestreo en la provincia de Córdoba, donde colaboraron la mayoría de médicos de familia de la provincia, y luego se lanzó al resto de médicos y enfermeras de España”.

El 30% de los ingresos hospitalarios están relacionados con el alcohol.
El 30% de los ingresos hospitalarios están relacionados con el alcohol.

Fernando Leiva explica que una de las principales conclusiones de esta investigación es que “en las consultas se maneja bien la enfermedad del alcoholismo pero sobre lo que más conocimiento se tiene es sobre el Síndrome de Dependencia Alcohólica, el más evidente. Este Síndrome es el que sufren aquellos pacientes que dicen beber lo normal siendo para ellos lo normal cuatro o cinco cervezas y un cubata al día”.

Aunque los médicos saben identificar esta enfermedad “lo cierto es que se debería ahondar más en el conocimiento de esta enfermedad porque en los hospitales se está trabajando mucho el tema del tabaquismo pero son muy pocos los médicos de familia que abordan el tema del alcoholismo de forma integral”.

El próximo año esperan lograr una beca para lanzar el estudio a nivel europeo.
El próximo año esperan lograr una beca para lanzar el estudio a nivel europeo.

“Está demostrado que el alcoholismo afecta de forma directa a, al menos, 60 enfermedades aproximadamente y que el 30% de los ingresos hospitalarios son debido al alcohol, ya sea de forma directa o indirecta”, advierte Leiva. Un problema real muy generalizado en un país donde el alcohol es muy barato y el alcohol casi siempre está presente en nuestras relaciones sociales. “Pero también hay que aclarar, dice Fernando Leiva, que un hombre puede beber a la semana 24 unidades básicas estándar -teniendo en cuenta que una cerveza o un vino es una unidad básica estándar y un cubalibre dos- y una mujer entre 14 y 21 unidades, por lo que hay un margen bastante amplio. Nos podemos tomar dos cervezas diarias y no estar pasando los límites”, afirma.

Ahora, Alcoap tiene previsto lanzar el estudio  nivel europeo. “En el próximo Congreso Europeo de Medicina Familiar que se celebrará en Estambul en el mes de octubre de 2015 estos miembros del hospital cordobés tratarán de obtener una beca de 3.000 euros para desarrollar el proyecto de investigación “, culmina Leiva.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.