El belén solidario de Mensajeros de la Paz emula este 2014 la valla de Melilla

Quienes lo visiten en Madrid pueden aportar alimentos que serán destinados al Banco de la ONG, el cual da comida a diez comedores sociales y a unas 1.050 familias en riesgo social.

Belén de Mensajeros de la Paz. / Foto: Mensajeros de la Paz.
Belén de Mensajeros de la Paz. / Foto: Mensajeros de la Paz.

Europa Press. El belén solidario que ha inaugurado este 5 de diciembre el presidente de Mensajeros de la Paz, el padre Ángel García, ha convertido este año el castillo de Herodes en un campo de golf custodiado por guardias romanos y rodeado por una valla coronada con concertinas, en una representación de la Europa que se encuentran los migrantes que llegan por Melilla. Ha sido realizado artesanalmente por el artista Ikella Alonso.

La reproducción, en la que todos los personajes son de raza negra, ha cambiado la tradicional posada por un hospital cerrado a causa del ébola y el típico río por un pozo seco. Los Reyes Magos afrontan así un “largo y penoso camino” por el desierto, el mismo que los migrantes, los particulares ‘pastorcillos’ del nacimiento. Cuando lleguen al Portal, lo encontrarán “protegido” por unos guantes anti-Ébola.

El Belén se encuentra en la Capilla de Nuestra Señora de la Soledad, en el número 44 de la madrileña calle de Fuencarral. Es el segundo año que Mensajeros de la Paz lo instala en esta ubicación, después de la reproducción de las navidades pasadas, que recordaba a los damnificados por el tifón Hayán en Filipinas, y quiere convertirlo en costumbre, “en una cita navideña con la solidaridad”.

Las personas que lo visiten están invitadas a dejar allí mismo una aportación de alimentos que serán destinados al Banco Solidario de Mensajeros de la Paz, desde donde llega en forma de cestas de la compra a unas 1.050 familias en riesgo social y se nutren los diez comedores sociales que la organización tiene en España, la mitad en Madrid, para dar 835 comidas cada día.

Se demanda especialmente leche, alimentos infantiles, aceite, galletas y conservas, aunque además de las donaciones en especie, se admitirán también donativos en metálico. La ONG ha instalado una máquina “expendedora de donaciones” junto al Belén, en la que el ciudadano elige el alimento que quiere donar, introduce el dinero que cuesta y obtiene una representación simbólica del producto. Mensajeros destinará el importe integro de la recaudación a la compra de los alimentos elegidos por los donantes.

Para quien no pueda acercarse a la calle Fuencarral, Mensajeros de la Paz ha habilitado un número para el envío de mensajes SMS Solidarios. Basta con que mandar la palabra Ayuda Familias al 28099. El precio del SMS, 1,20 euros, se destinará íntegramente a Mensajeros de la Paz, y servirá, según explica la organización, “para paliar el vacío de las neveras y las mesas de muchas familias en esta Navidad y en el 2015”.

La visita solidaria tiene también un fondo cultural, ya que la capilla, conocida como ‘El Humilladero de Fuencarral’ permanece todo el año cerrada al público. Se trata una joya de la arquitectura madrileña de principios del siglo XVIII que alberga en su interior dos obras de gran valor artístico: el cuadro de Nuestra Señora de la Soledad, o la Paloma, y una talla del Cristo del Consuelo, ambas del XVII.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.