Detienen a cinco miembros de una organización dedicada al robo de viviendas en Málaga, Vélez y Coín

Esta operación policial, denominada 'Fly', comenzó a través de las informaciones aportadas por un vigilante de seguridad, según ha señalado en un comunicado el Cuerpo Nacional de Policía. A los arrestados se les imputan al menos diez robos.

Dinero encontrado por la Policía Nacional.

Redacción. Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con la Guardia Civil, han desarticulado un grupo criminal dedicado al robo en viviendas de la capital malagueña, Vélez-Málaga y Coín. Sus cinco integrantes han sido detenidos y cuatro de ellos ya han ingresado en prisión por orden del juez.

 

Gracias a la colaboración de agentes de la Guardia Civil de Coín, que alertaron a la Policía Nacional del robo de 150.000 euros en una vivienda de su demarcación con un modus operandi coincidente, investigadores de la Policía Nacional han logrado desarticular esta organización criminal.

Sus cinco miembros, con edades comprendidas entre los 32 y los 48 años, han sido detenidos como presuntos responsables de los delitos de robo con fuerza y pertenencia a organización criminal.

Se les imputan al menos diez robos en viviendas en Benajarafe (Vélez-Málaga), Coín y Málaga capital, localidades a las que se desplazaban en un vehículo de alta gama para robar en viviendas de zonas aisladas. Buscaban principalmente dinero en efectivo, artículos de última tecnología y joyas para poder venderlos rápidamente en el mercado negro.

Los miembros de esta banda tenían perfectamente diferenciados sus roles: uno de los detenidos era responsable de la conducción, vigilancia y toma de medidas de seguridad durante la ejecución de los robos.

Otros tres miembros se encargaban de forzar puertas o ventanas y cortar vallas, mientras que el quinto integrante guardaba los objetos robados y las ganancias obtenidas en el domicilio de los arrestados, en Alhaurín de la Torre (Málaga).

Botín de 87.000 euros enterrado en un huerto. Los investigadores que han llevado a cabo esta operación policial practicaron un registro domiciliario, encontrando 87.000 euros en efectivo enterrados en un huerto.

En este mismo registro los policías hallaron también múltiples herramientas, joyas, televisores, móviles, videoconsolas y ordenadores, entre otros efectos.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.