El Deportivo de La Coruña cerrará simbólicamente la grada de los Riazor Blues

El club gallego ha afirmado que desea iniciar un movimiento de repulsa de la violencia que cambie para siempre el fútbol español.

Redacción. El Deportivo de La Coruña cerrará de forma “provisional” y “simbólica” la grada de maratón inferior, en la que sitúan los Riazor Blues, este miércoles y el sábado, 3 y 6 de diciembre respectivamente, coincidiendo con el partido de la Copa del Rey contra el Málaga y el sábado, contra este mismo equipo, en la Liga.

Así lo ha informado el presidente del club, Tino Fernández, tras una reunión del consejo de administración, y durante la lectura de un comunicado. “Somos conscientes de que esta medida afecta a un gran número de seguidores que no tienen que ver en absoluto con esta lacra del fútbol”, ha señalado el presidente del club gallego que, por ello, ha pedido “comprensión”. Además, ha explicado que en las próximas horas comunicarán “la reubicación de todos los afectados dentro del estadio”.

Sobre la muerte del miembro de Riazor Blues Francisco Javier Romero, las únicas palabras han sido para mostrar el “apoyo” a la familia y para pedir “el mayor respeto” a la privacidad de ésta en estos momentos.

Al inicio del comunicado, Tino Fernández ha apelado a la “prudencia que requiere el momento”, aunque ha avanzado que, una vez analizada la información disponible de la investigación abierta, adoptarán “una serie de medidas que pongan de manifiesto el posicionamiento frontal del club contra la violencia en el fútbol y encabezar un movimiento a favor de un fútbol 100% libre de violencia verbal y física“.

Manifestación multitudinaria. Al cierre de la grada se unirá otra medida, prevista para el próximo 6 de diciembre, con el objetivo de que Riazor se convierta “en una manifestación multitudinaria de coruñeses, deportivistas y todos los verdaderos amantes del deporte“, ha dicho al instar a la ciudadanía a que acuda al estadio.

Tras recalcar que no quieren que el fútbol “se vea emborronado por la acción de unos pocos a los que pretendemos alejar de Riazor y del fútbol”, ha pedido a los ciudadanos que muestran su repulsa a la violencia adquiriendo entradas por el precio simbólico de un euro.

“Para llenar el estadio y demostrar a todo el mundo cual es el verdadero talante de esta afición única”, ha dicho. Además, ha manifestado que será “un gesto para solicitar respeto para la magnífica afición del Deportivo”, ha añadido.

Por otra parte, ha pedido al “mundo del fútbol” que sigan el “camino” que el Deportivo quiere “iniciar”. “Y que esto no sea una acción aislada y fruto de lo sucedido este fin de semana -ha dicho sobre la muerte del hincha del Dépor- sino el inicio de un movimiento que cambie para siempre el fútbol español, animando a que cada uno asuma un papel activo en su ámbito de actuación”.

También ha exigido a las autoridades “que no descansen hasta detener a los responsables del asesinato del domingo en Madrid, para que este crimen no quede impune”.

Mientras, ha afirmado, sobre la familia del fallecido, que están siendo “días muy complicados”. Por ello, ha solicitado “el mayor respeto por la intimidad y privacidad de la familia en todos los actos fúnebres”.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.