La gran distribución espera cerrar 2014 con el primer alza de ventas desde 2007

Esperan una campaña de Navidad positiva dada la recuperación en el empleo experimentada y el retorno de los indicadores de confianza a niveles previos a la crisis.

Suben las exportaciones de juguetes. / Foto: Europa Press.
La gran distribución espera cerrar el año con un repunte de ventas. / Foto: Europa Press.

Europa Press. Las grandes empresas de distribución pronostican una campaña de Navidad positiva, con un refuerzo importante en la contratación de personal, lo que culminará un año en el que las ventas repuntarán por primera vez desde el 2007, coincidiendo con el inicio de la crisis económica.

En concreto, las empresas de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), entre ellas El Corte Inglés, Ikea o Carrefour, han asegurado que, de cara a la Navidad, realizarán un esfuerzo “extraordinario” para dinamizar el consumo, facilitar el acceso a las compras en las mejores condiciones y ofrecer la oferta más competitiva en precios y productos.

También acometerán un refuerzo “importante” en la contratación de personal para atender los picos de consumo, teniendo en cuenta que los establecimientos de Anged ya reforzaron sus plantillas en 2013 con más de 12.000 personas.

Las grandes empresas afrontan este año la campaña de Navidad, que concentra el 20% de las ventas anuales del sector minorista e incluso el 50% o más para algunas categorías de productos, como pueden ser los juguetes o la perfumería, con expectativas y previsiones muy positivas.

Diciembre de 2013 ya supuso un cambio de tendencia respecto a los años anteriores, ya que por primera vez desde 2007 las ventas de comercio crecieron ligeramente (+0,6%) por encima de la media del año (+2,1%). La recuperación de las pagas extraordinarias de los funcionarios fue un factor fundamental para estimular el consumo, principalmente, en la no alimentación.

Para esta campaña, según la patronal de la gran distribución, existen otros elementos que animan a pensar que puede ser positiva, entre ellos la recuperación en el empleo, que tiene un impacto sobre la confianza y sobre el consumo. Además, los indicadores de confianza han vuelto a niveles previos a la crisis, mientras que el consumo total ha avanzado a mayor ritmo que el Producto Interior Bruto (PIB).

Por otro lado, en la medida en que los consumidores perciban las rebajas fiscales, sobre todo en el IRPF, que entran en vigor en enero de 2015, se podría producir un adelanto de las compras, principalmente, de bienes duraderos.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.