Cae una red de traficantes que introducía cocaína en palés de fruta

Los agentes han confirmado que el grupo criminal estaba dividido en dos ramas: una operando en República Dominicana, desde donde enviaban la droga, y la otra en Barcelona, donde la recibían a través del envío legal de fruta.

Palés incautados por la Guardia Civil
Palés incautados por la Guardia Civil

Redacción. La Guardia Civil, en colaboración con la oficina de la DEA de Nueva York, ha desmantelado una red de traficantes que introducía cocaína en España desde República Dominicana escondida en tablas de palés que transportaban fruta de una empresa pantalla creada para pasar la droga entre ambos estados.

En un comunicado del Instituto Armado, los agentes han explicado este jueves que el grupo criminal estaba dividido en dos ramas: una operando en República Dominicana, desde donde se remitía la droga, y la otra en Barcelona que la recibía a través del envío legal de fruta.

La investigación comenzó en mayo cuando la Benemérita y la agencia antidroga norteamericana identificaron a un ciudadano español de 46 años vecino de Montmeló (Barcelona), que ejercía el papel de delegado de la empresa en España, y que era el nexo con la rama dominicana, con cuyos responsables mantenía “contacto fluido”.

La banda envió en junio un contenedor que transportaba piñas al Puerto de Barcelona y cuyo destino era la empresa tapadera, un envío que no contenía droga y que se hizo para “establecer una apariencia de actividad legal y constatar la viabilidad del proyecto de instaurar la nueva vía de entrada de droga”.

Tras el primer envío, la organización inscribió notarialmente a un ciudadano español de 35 años y vecino de Granollers (Barcelona) como administrador de la empresa, que actuaba como testaferro.

En vista de que el primer envío no levantó aparentemente sospechas, la organización decidió enviar un nuevo cargamento de fruta, desde Rio Haina (República Dominicana), en el que ocultaron cocaína.

Además, se detectó que, paralelamente, viajaba por vía aérea a Barcelona uno de los responsables de la rama hispanoamericana.

Agentes de la Benemérita interceptaron el contenedor con 20 palés y 1.500 cajas de piñas en el puerto de Tarragona y, tras comprobar las maderas, encontraron 86 envoltorios con 5,7 kilos de cocaína.

Además, en las inmediaciones de la empresa ubicada en Mercabarna, los agentes detuvieron por delitos contra la organización criminal y contra la salud pública al responsable de la organización en España, al ciudadano que había viajado de República Dominicana, al testaferro y a otros dos miembros de la banda: un hombre de 65 años y vecino de Montornés del Vallés (Barcelona) y otro de 66 años y de Sant Fost de Campsentelles (Barcelona), ambos de nacionalidad española.

Durante el registro, la Guardia Civil, que ha bautizado la operación como operación Tadeo, decomisó 1.390 euros, dos vehículos, cinco teléfonos móviles y diversa documentación.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.