Obras de Bernini toman el Museo del Prado

La primera exposición dedicada al artista en nuestro país exhibe, del 6 de noviembre al 8 de febrero, la relación entre el italiano y sus mecenas españoles.

Anima Beata, 1619. Gian Lorenzo Bernini. / Foto: Museo del Prado.
Anima Beata, 1619. Gian Lorenzo Bernini. / Foto: Museo del Prado.

Redacción. El Museo del Prado presenta, en la sala C del edificio Jerónimos, ‘Las ánimas de Bernini. Arte en Roma para la Corte española’, la primera exposición que se celebra en España dedicada a Gian Lorenzo Bernini (Nápoles, 1598-Roma, 1680), un artista esencial en la historia del arte y verdadero protagonista y responsable, junto a Borromini y Pietro da Cortona, de la imagen y construcción de la Roma barroca.

La muestra, que se inaugura este 6 de noviembre, constituye también una novedad historiográfica, ya que es la primera vez que se organiza una exposición que contempla y plantea, de modo monográfico, las complejas relaciones artísticas, culturales, diplomáticas y políticas que Bernini mantuvo con la monarquía hispánica durante el siglo XVII.

Entre las 39 obras que componen la muestra, que ha sido comisariada por el catedrático de Historia del Arte de la Universidad Complutense de Madrid Delfín Rodríguez Ruiz, destacan las esculturas ‘Anima beata’ y ‘Anima dannata’, obras extraordinarias realizadas en la precoz y sorprendente madurez del joven artista que se conservan en la embajada de España ante la Santa Sede en Roma, como depósito de la Obra Pía, y que se exponen ahora por primera vez en el Museo del Prado.

En total, 23 obras de Gian Lorenzo Bernini, entre las que se incluyen esculturas, óleos y estampas y dibujos, junto a 16 de otros artistas, como Codazzi o Velázquez, procedentes de diferentes instituciones y coleccionistas privados, tanto nacionales como internacionales, contextualizan, de manera elocuente, la relación de Bernini con Felipe IV, Carlos II y otros comitentes españoles presentes en Roma, desde embajadores a cardenales o prelados.

Se trata, por tanto, de una muestra que pretende poner de manifiesto los conflictos y juegos de equilibrios políticos resueltos y expresados tantas veces en términos artísticos y arquitectónicos y en los que Bernini cumplió un papel tan consciente como decisivo de los intereses cambiantes de sus comitentes.

La exposición podrá visitarse hasta el 8 de febrero de 2015.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.