El tesoro escondido en la Villa de Noheda

Conoce las bellas representaciones artísticas del mosaico figurativo más grande de España e incluso del Imperio Romano. Esta joya arqueológica descubierta por casualidad en Villar de Domingo García (Cuenca) es un sorprendente yacimiento que alberga un gran tesoro del que solo se ha recuperado la punta del iceberg.

El gran mosaico de Noheda. / http://lugaresconhistoria.com
El gran mosaico de Noheda. / http://lugaresconhistoria.com

A.A. En una suave ladera de fértiles tierras junto al arroyo del Tejar se encuentra una de las grandes joyas arqueológicas de nuestro país, la villa monumental romana de Noheda. Los hallazgos de este yacimiento, situado en la pedanía de Villar de Domingo García (Cuenca), son de tal importancia y se encuentran en tan buen estado de conservación que algunos incluso se han atrevido a considerarlos la Pompeya española.

La historia del descubrimiento del mosaico figurativo más grande de España y del Imperio Romano se remonta a los años 80, cuando se hallaron unos restos durante los trabajos de mejora del regadío en los terrenos de la familia Lledó. Con gran acierto, los propietarios optaron por dejar sin cultivar esta parcela, una decisión que permitió la conservación del yacimiento arqueológico. Sin embargo, no fue hasta finales del año 2005 cuando comenzaron las excavaciones que han revelado la grandeza de esta destacada villa romana, declarada en 2011 Bien de Interés Cultural.

A partir de 2006, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha asumió la responsabilidad y financiación del proyecto arqueológico, lo que ha facilitado el avance de las investigaciones. Sin embargo, el gran paso se dio en 2008 cuando un nuevo equipo de arqueólogos se incorporó al proyecto para intentar conocer el alcance real del yacimiento. De hecho, a pesar del avance de las excavaciones, los investigadores están convencidos de que el 90% de los tesoros de Noheda aún se encuentran bajo tierra.

Helena y Paris. / http://pabloaparicioresco.blogspot.com.es
Helena y Paris. / http://pabloaparicioresco.blogspot.com.es

El gran estado de conservación de esta antigua villa monumental romana se debe principalmente al derrumbe del techo y las paredes, lo que ha permitido a los arqueólogos retroceder en la Historia y adentrarse en la vida de quienes habitaron este complejo rural residencial durante el gobierno de Teodosio (natural de Coca, Hispania), el último emperador romano antes de la división del Imperio.

Entre todos los tesoros descubiertos hasta ahora destaca sin duda el mosaico de Noheda, una pieza única no solo por sus miles de teselas que alcanzan un tamaño de 231 metros cuadrados, sino también las escenificaciones que denotan una riqueza artística que supera incluso el mosaico de Issos de La Villa del Fauno, la más lujosa de Pompeya (Italia).

Este fantástico mosaico se encuentra en la sala triabsidada, una zona que probablemente se usara como salón de representación y banquetes, lo que se  deduce gracias a las escenificaciones festivas del dios Baco. De los cinco paisajes que se pueden contemplar en el mosaico, dos muestran una pantomima (uno de los géneros teatrales favoritos de los romanos) representando una obra. Esta imagen es única, ya que solamente en Pompeya se puede contemplar una escena similar y en el ejemplo italiano los personajes no actúan sino que se preparan para salir a escena.

Termas de la Villa de Noheda.
Termas de la Villa de Noheda. / http://www.plamitcuenca.es

Concretamente, el mosaico de Noheda está dividido en escenas artísticas bien diferenciadas alrededor de un posible emblema o núcleo central. Entre las representaciones artísticas más destacadas se encuentra un amplio cortejo dionisíaco con el dios Baco en el eje central, rodeado por victorias aladas coronándole y ménades danzando. Asimismo, en el lado norte del mosaico se desarrolla una escena con personajes como Sileno a lomos de un burro, el dios Pan junto a un grupo de ménades y sátiros y episodios de la Ilíada. Dentro del conjunto de historias en torno a la Guerra de Troya que narró Homero, en esta villa romana se puede apreciar con gran precisión el rapto de Helena de Troya o el juicio de Paris, en el que las diosas griegas Atenea, Hera y Afrodita se enfrentaron para saber cuál era la más hermosa.

Por otro lado, la opulencia de esta villa refleja con claridad el gran poder económico y social de sus propietarios, ya que estas construcciones suponían una inversión que solamente podían disfrutar ciertos ciudadanos privilegiados. Por lujo, arquitectura y posición estratégica, el propietario de la Villa de Noheda sin duda debió tratarse de un acaudalado romano, al igual que lo fue Materno Cinego. Este último, coetáneo de Noheda, fue un importante gobernador durante el siglo IV y propietario la suntuosa Villa de Carranque (Toledo).

Escenas de pantomima. / http://pabloaparicioresco.blogspot.com.es
Escenas de pantomima. / http://pabloaparicioresco.blogspot.com.es

Estas afirmaciones sobre la posición político-económica del dueño de la villa fueron aún más evidentes tras el progreso de las excavaciones, las cuales sacaron a la luz estancias ricamente decoradas con caros mármoles, excepcionales pavimentos, esculturas de gran calidad y un balneum. De hecho, estas termas privadas de Noheda es, junto a las de la Villa de la Olmeda (Palencia), las más grandes de España. En dimensión supera en 100 metros cuadrados a las famosas termas eróticas de Pompeya de 800 metros.

Además de la impresionante belleza de los mosaicos y otras partes de la edificación que se han ido recuperando del olvido, en Noheda también se han hallado otros vestigios pertenecientes al periodo romano, como monedas de los emperadores Constantino el Grande (306-337), Constante (337-350) y Teodosio (378-392). Y al parecer esta solo es la punta del iceberg.

Para 2015, la Diputación de Cuenca tiene proyectado, con un presupuesto de 800.000 euros, la construcción de un edificio que reemplace a la actual carpa que ahora cubre las excavaciones. De este modo se persigue adecuar el yacimiento para que por fin el público pueda visitar el excepcional mosaico y las numerosas sorpresas del fastuoso botín histórico que aún yace escondido.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.