Constituido un grupo de trabajo para el control de las especies invasoras en el Guadalquivir

Entre las iniciativas que el organismo va a poner en marcha destaca la elaboración de un plan de cuenca frente a la invasión de especies que afectan al uso del agua y que proporcione un impulso a la estrategia nacional para el control del mejillón cebra.

mejillón
Mejillón cebra.

Redacción. La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha constituido un grupo de trabajo para el control de las especies invasoras en la cuenca del cauce fluvial. El objetivo de esta comisión es aunar esfuerzos y establecer las líneas de trabajo a seguir por parte de todos los usuarios y administraciones implicadas en la materia.

Según ha informado el organismo de cuenca, representantes de las asociaciones de regantes, sector industrial, abastecimiento, ámbito académico, Federación Andaluza de Pesca Deportiva y de Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, se han reunido junto al Comisario de Aguas de la CHG, Rafael Álvarez, quien ha informado de la situación actual en que se encuentran las tres especies invasoras que están provocando mayor afección en la cuenca del Guadalquivir actualmente: el mejillón cebra, los briozoos y la almeja asiática.

“La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir está poniendo en marcha numerosas actuaciones destinadas a la prevención y control de estas especies invasoras en el marco del Programa LIFE Watch y supondrán una inversión de seis millones de euros a lo largo de dos años”, ha afirmado.

Entre las iniciativas que el organismo va a poner en marcha destaca la elaboración de un plan de cuenca frente a la invasión de especies que afectan al uso del agua y que proporcione un impulso a la estrategia nacional para el control del mejillón cebra. Además, se van a desarrollar trabajos de recopilación de información sobre las especies invasoras y los ecosistemas afectados a fin de valorar el impacto ecológico y económico de las mismas, se elaborarán mapas para localizar las zonas de mayor riesgo de introducción y se definirán los protocolos de prevención y control que sean necesarios.

Del mismo modo, se va a impulsar un “intenso” trabajo de campo que permitirá la toma de muestras y análisis de las especies invasoras y la realización de prospecciones subacuáticas para evaluar y limpiar las infraestructuras afectadas, así como de un estudio bienal completo del ciclo biológico del mejillón cebra. Asimismo, se van a adoptar las medidas necesarias para evitar la proliferación de los briozoos y de la almeja asiática en las infraestructuras de abastecimiento y distribución agrícola.

Oficina técnica para expedientes y asesoramiento

Además, la CHG va a habilitar una oficina técnica para facilitar la gestión de expedientes y el asesoramiento al damnificado por el mejillón cebra. Entre las medidas que ya se han puesto en marcha, el ente ha impuesto el confinamiento de las embarcaciones que naveguen en los embalses de Iznájar y Bermejales, así como otros que pudieran ser contaminados por el mejillón cebra.

El Comisario de Aguas de la CHG ha expuesto al resto de miembros del grupo de trabajo la necesidad de intervenir de forma coordinada para atender a la problemática que provoca la reproducción de estas especies tanto en los sectores socioeconómicos como en los ecosistemas en los que se asientan. Para ello, a través del grupo de trabajo los usuarios y administraciones informarán de las situaciones detectadas al respecto y se perfilarán las estrategias a seguir para la prevención y control de estas especies invasoras.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.