Localizado un ejemplar de águila imperial oriental en el Altoaragón

Esto ha supuesto la primera observación de esta especie en Aragón, la segunda en España y una de las pocas existentes en Europa fuera de los Cárpatos y de la península Balcánica.

Águila oriental
Águila imperial oriental

Redacción. Las cámaras de foto-trampeo que ha instalado el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón han permitido captar, en la Comarca de la Jacetania, la imagen de un ejemplar de águila imperial oriental (Aquila heliaca). Esto ha supuesto la primera observación de esta especie en Aragón, la segunda en España y una de las pocas existentes en Europa fuera de los Cárpatos y de la península Balcánica que constituyen su área de distribución en este continente.

La revisión rutinaria y periódica de dichos equipos por técnicos y Agentes para la Protección de la Naturaleza ofrece a menudo sorpresas, como la de la aparición del águila imperial, una especie en peligro de extinción, el pasado 18 de octubre. Se trata de un ejemplar juvenil del que se ha podido conocer su origen eslovaco al portar una anilla de lectura a distancia, cuya inscripción ha sido registrada perfectamente en las imágenes obtenidas.

Las cámaras se encuentran instaladas en buena parte de la Red de Comederos de Aves Necrófagas y en los sectores oscenses con presencia de oso pardo. La implantación progresiva de medios tecnológicos en el seguimiento de especies de fauna silvestre está permitiendo la obtención de datos de interés para el mejor conocimiento de las mismas, teniendo en cuenta que la probabilidad de lograrlo mediante la observación convencional es muy reducida.

Existen otros antecedentes destacables en la comunidad autónoma aragonesa, como fue el “trampeo fotográfico” en febrero de 2007 de un ejemplar de pigargo (Haliaetus albicilla) en el Parque Nacional de Ordesa, de un quebrantahuesos adulto captado alimentándose en plena estepa monegrina, o la cada vez más frecuente detección de buitres negros (Aegipius monachus) en los comederos de aves necrófagas aragoneses.

Otra tecnología cada vez más implantada en proyectos de seguimiento, consistente en dotar a las aves de emisores vía satélite, ha permitido descubrir como “Piros”, un halcón sacre (Falco cherrug) nacido en 2009 en Hungría, cruzó Aragón en su viaje migratorio hasta Mauritania, en lo que constituía la primera cita fidedigna de la especie para Aragón y la segunda a nivel nacional.

Igualmente “Tonn”, una hembra de la muy rara águila moteada (Aquila clanga) nacida y marcada con emisor en Estonia en 2008, ha atravesado las comarcas orientales aragonesas en sus sucesivos movimientos migratorios que tienen como destino su cuartel de invernada en el Embalse de El Hondo (Alicante).

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.