Burgos acoge una exposición sobre las colecciones de su catedral

La muestra se sumerge en el tesoro de la basílica burgalesa en el trigésimo aniversario de su declaración como Patrimonio de la Humanidad.

Inauguración de la exposición. / Foto: Europa Press.
Inauguración de la exposición. / Foto: Europa Press.

Europa Press. La sala de exposiciones de la Casa del Cordón de Burgos acoge desde este 30 de octubre y hasta el próximo 11 de enero la muestra ‘Mirablia. Una visita singular a las colecciones de la Catedral de Burgos’, que se sumerge en el interior de la basílica, un tesoro de inagotable calidad y belleza, para conmemorar el trigésimo aniversario de su declaración como Patrimonio de la Humanidad y estrechar aún más los lazos que siempre han unido a la Fundación Caja de Burgos con la joya gótica.

La muestra constituye una vieja aspiración de la Casa del Cordón: atraer a su espacio expositivo, como ha realizado en numerosas ocasiones con diferentes instituciones públicas y privadas, a la que puede considerarse como la más relevante colección artística de la ciudad y una de las más señeras del país.

‘Mirabilia’, que ha contado con la colaboración especial del Cabildo Metropolitano de Burgos, incluye 47 obras procedentes de los fondos de la basílica que, bien por su ubicación, bien por razones de conservación y custodia, resultan menos accesibles para el espectador.

Pinturas hispanoflamencas como la ‘Virgen con el Niño’ de Adrián Isembrant; pequeñas obras devocionales atribuidas a Gil y Diego de Siloe; esculturas como la santa Catalina atribuida a López de Frías, realizada en talla directa; tapices bruselenses, como el que ilustra la Columna Trajana en medio de un paisaje imaginario, junto a un mapa del antiguo Egipto, según la descripción de Ptolomeo, que perteneció a un códice del siglo XV; delicados relicarios, como el fechado a finales del siglo XVI, decorado con piedras preciosas…. han dado forma a esta selección, en la que no pueden olvidarse dos obras realizadas en el siglo XXI firmadas por José Manuel Ballester y por Stephan Balkenhol.

La relación de Caja de Burgos con la catedral es una constante de su historia. Una de las más recientes intervenciones, la adecuación del claustro bajo como Área de Interpretación, incidía en los aspectos patrimoniales y arquitectónicos de la Seo. Por ello la exposición de la Casa del Cordón ha preferido, en esta ocasión, no tanto acercarse al espacio físico y a sus vicisitudes históricas, sino a su singularidad como enorme promotor del arte.

En ese sentido, el recorrido que propone ‘Mirabilia’ renuncia conscientemente a todo intento de compartimentar en capítulos cerrados los contenidos que conforman esta selección. Antes que secciones estancas, las obras se han agrupado en torno a simples enunciados seducidos por el ritmo de la poética humanista y barroca de los siglos XVI al XVIII sin más propósito que intentar asombrar a quien contemple este conjunto de maravillosas creaciones.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.