España mejora el entorno para la actividad empresarial

La economía española ocupa la posición 33 entre los 189 países que forman el ranking mundial 'Doing Business 2015' elaborado por el Banco Mundial.

Doing Business 2015.
Doing Business 2015. / http://n1.by

Redacción. La economía española ocupa la posición 33 entre los 189 países que forman el ranking mundial ‘Doing Business 2015’ tras ofrecer mayores facilidades para hacer negocios, según refleja el informe elaborado por el Banco Mundial y que examina las regulaciones que favorecen o perjudican la actividad empresarial.

El informe ‘Doing Business’ publicado hace un año situaba a España en el puesto 52 de las 189 economías, pero cambios en la metodología y revisiones de los datos, que hacen que la posición española actual sea más realista porque está mejor medida, sitúan al país finalmente en el puesto 32 del ranking revisado de 2014.

España ha mejorado en el último año en cuatro de las diez áreas de regulación que valoran la facilidad para hacer negocios en el país, lo que ha permitido elevar su puntuación desde los 72,24 puntos hasta los 73,17 puntos, acercándose a la frontera de 100 puntos que incluye las mejores prácticas globales en la regulación de los negocios.

En concreto, España ha hecho más fácil poner en marcha un negocio al introducir un sistema electrónico común para varias agencias públicas que simplifica el registro de una empresa. Además, ha facilitado la transferencia de propiedades al reducir los impuestos en este sentido.

Asimismo, España ha rebajado la presión fiscal para las empresas y ha dado más facilidades para resolver los problemas de insolvencia con la introducción de nueva legislación en este campo.

“España simplificó los registros de empresas introduciendo un sistema electrónico que vincula varias agencias públicas. Estas reformas están generando beneficios tangibles para los emprendedores. Por ejemplo, si en 2004 poner en marcha una empresa en España llevaba 138 días, este año lleva sólo 13”, destaca el informe.

Tras estas cambios, España destaca en los rankings de resolución de insolvencias (puesto 23), comercio transfonterizo (30), protección de inversores minoritarios (30), el acceso al crédito (52) y registros de la propiedad (66).

A continuación, España ocupa el puesto 69 en el ranking de cumplimientos de contratos, el 74 tanto en la categoría de poner en marcha un negocio y en la de obtención de electricidad y el 76 en pagos de impuestos. La peor posición la obtiene en la categoria que analiza los permisos de construcción, al situarse en la 105.

En términos generales, Singapur ha vuelto a ocupar la primera posición en el ranking de países donde es más fácil hacer negocios, por delante de Hong Kong, Nueva Zelanda, Dinamarca y Corea, que mantienen los puestos de privilegio del informe anterior, una vez revisado el ranking.

También repiten Noruega en el sexto puesto y Estados Unidos en el octavo. Por contra, Reino Unido gana una posición, la octava, que pierde Finlandia, que cae a la novena. Australia vuelve a cerrar un año más el ‘Top ten’ del ‘Doing Business’.

En el extremo opuesto, la lista del Banco Mundial la cierran de nuevo Eritrea (189) y Libia (188), mientras que República Centroafricana pierde una posición, hasta el 188, que gana Sudán del Sur, que asciende al 187.

En el caso de la zona euro, además de Finlandia, las mejoras posiciones las ocupan Irlanda (que asciende desde el 17 al 13), Alemania (que baja del 13 al 14) y Estonia (que baja del 16 al 17). Por su parte, Francia sube del puesto 33 al 31 e Italia baja del 52 al 56.

El informe revela que los emprendedores locales de 123 economías vieron mejorar su entorno regulatorio el año pasado, ya que desde junio de 2013 hasta junio de 2014, se llevaron a cabo 230 reformas de la regulación de los negocios. De ella, 145 tenían como objetivo reducir la complejidad y el coste asociado al cumplimiento con las regulaciones empresariales y 85 estaban encaminadas a robustecer las instituciones legales.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.