La banca española sale airosa de los test del BCE

El órgano europeo determina que España ya no requiere de medidas adicionales para reforzar su solvencia. Sólo una de los 15 entidades nacionales analizadas suspende la revisión de activos, aunque su déficit ya está cubierto.

Banco Central Europeo.
Banco Central Europeo. / http://fotos.starmedia.com

Europa Press. El Banco Central Europeo (BCE) ha determinado que la banca española está bien capitalizada y no requiere medidas adicionales para reforzar su solvencia. De las 15 entidades que se han sometido al examen, sólo Liberbank ha aflorado un déficit de capital de 32 millones en la prueba de revisión de activos, sin embargo, gracias a las medidas de reforzamiento de capital realizadas por la entidad en 2014, por un montante de 640 millones de euros, este déficit está “sobradamente cubierto”.

De este modo, la entidad que preside Manuel Menéndez, que ha superado los test de estrés en los escenarios base y estresado, no tendrá que acometer ningún plan de recapitalización gracias a las medidas realizadas durante este ejercicio.

El resto de las entidades ha superado los umbrales establecidos en el ejercicio, con un margen de holgura “considerable”. De hecho, la ratio de capital de todas las entidades españolas, excepto de Liberbank, supera en más de dos puntos porcentuales el umbral del 5,5% que se estableció para el escenario adverso de las pruebas de resistencia.

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha señalado que teniendo en cuenta las medidas tomadas en 2014, Liberbank pasaría la prueba con un margen “muy superior” a los dos puntos porcentuales.

El examen del que se eregirá en supervisor único a partir de noviembre no ha destapado ningún déficit de capital en el resto de las entidades: BBVA, Sabadell, BFA-Bankia, Popular, Banco Santander, Banco Mare Nostrum (BMN), Bankinter, Ibercaja, Caixabank, Caja Rurales Unidas (Grupo Cajamar), Catalunya Banc, Kutxabank, Unicaja y NCG Banco (Abanca).

Así pues, la banca española, en líneas generales, ha salido airosa de la revisión de calidad de activos (AQR en sus siglas en inglés), y de las pruebas de resistencia, tanto en el escenario base como en el adverso.

España ha sido el segundo país, junto a Italia, con mayor número de entidades examinadas, sólo por detrás de los 24 bancos alemanes y por delante de los 11 franceses.

Liberbank. Liberbank ha cifrado en 583 millones de euros su exceso de capital si se tienen en cuenta las medidas adoptadas para reforzar su solvencia durante este año, tras el ejercicio de revisión de la calidad de activos (AQR) que ha destapado un déficit de 32 millones a 31 de diciembre de 2013.

Contando con las medidas de capital de este ejercicio, Liberbank calcula un ratio del capital de calidad del 11,22%, lo que supone un exceso de 583 millones de euros y del 40% respecto al mínimo requerido del 8%, según informa la entidad en un comunicado.

En la primera mitad de este año, la entidad ha reforzado su solvencia mediante una ampliación de capital de 575 millones de euros y a través de la conversión de ‘CoCos’ en acciones por valor de 62 millones de euros.

La entidad presidida por Manuel Méndez ha puesto en valor la “profundidad” del análisis del AQR, que ha sido “muy significativa” tras revisar más del 80% de las carteras de ‘Large Corporates y Project Finance’.

Asimismo, Liberbank ha aclarado que las provisiones individuales de 56 millones de euros identificadas en el análisis muestral se encuentran ya dotadas a la fecha actual.

En cuanto a los test de estrés para evaluar la capacidad de resistencia del capital, Liberbak obtiene un capital de calidad del 8,95% en el escenario adverso, lo que supone un exceso de capital 638 millones de euros y del 62% respecto al mínimo requerido del 5,50%.

Sin contar con dichas medidas de capital, Liberbank supera también esta prueba, ya que obtiene una ratio del 5,62%.

En el escenario base, incorporando los impactos provenientes del AQR y las medidas de capital llevadas a cabo durante 2014, el capital de calidad se sitúa en el 11,93%, lo que supone un exceso de 708 millones de euro y del 49% respecto al mínimo requerido del 8%. Sin contar con dichas medidas de capital, Liberbank supera también esta prueba, ya que obtiene una ratio del 8,51%.

Según la entidad, estos resultados le permitirán incrementar la financiación a pymes y a particulares, así como anticipar la amortización de las obligaciones contingentemente convertibles suscritas por el FROB y pagar dividendos a los accionistas en los próximos ejercicios “siempre que sea posible” desde el punto de vista regulatorio y tras las autorizaciones y mayorías legales requeridas.

Además, Liberbank asegura qye tiene una importante capacidad para generar beneficios operativos antes de provisiones en los dos escenarios considerados, según se pone de manifiesto en las plantillas publicadas por la EBA en relación con el ejercicio de estrés.

Previsiones. Durante el periodo 2014-2016, Liberbank generaría un beneficio operativo antes de provisiones de 1.096 millones de euros en el escenario base y de 659 millones de euros en el escenario adverso.

En lo que respecta al ejercicio 2016, individualmente considerado, el beneficio operativo antes de provisiones de la entidad liderada por Menéndez ascendería a 455 millones de euros en el escenario base, mientras que en el escenario adverso alcanzaría los 330 millones de euros.

Otros resultados. Tras el test de estrés realizado por la Autoridad Bancaria Europea (EBA), el banco español que conservaría un mayor ratio de capital en el escenario adverso es Kutxabank, con un 11,8%, porcentaje muy superior al 5,5% exigido. Tras la entidad vasca, se situarían Bankinter, con un 11%, BFA-Bankia, con un 10,3%; Caixabank, con un 9,3%, y NGC Banco (Abanca), con un 9,1%.

Por el contrario, los ratios de capital más bajos a fecha de 31 de diciembre de 2016 los registrarían Liberbank, con un 5,6%; Banco Popular, con un 7,6%, e Ibercaja, con un 7,8%.

En el caso del escenario base de los test de estrés, todos los ratios de capital CET1 de la banca española superarían el objetivo mínimo del 8%, siendo BFA-Bankia, con un 14,3%, la entidad que mejor nota registraría. A continuación, se colocarían NCG Banco (Abanca), con un 13,9%, y Kutxabank, con un 13,1%.

Los ratios de capital más bajos a fecha de 31 de diciembre de 2016 en el escenario más probable establecido por el BCE serían los de Liberbank, con un 9,4%; Banco Sabadell, con un 10,2%, y Cajas Rurales Unidas (Grupo Caja Mar), con un 10,2%.

En la revisión de la calidad de los activos del BCE, a fecha de 31 de diciembre de 2013 Catalunya Bank contaba con ratio de capital del 12,2%, el más elevado seguido de Kutxabank (12%) y Bankinter (11,7%). Por el contrario, los niveles más bajos fueron los de Liberbank, con un 7,8%; BMN, con un 9%, y Cajas Rurales Unidas (Grupo Caja Mar), con un 9,9%.

One Response to "La banca española sale airosa de los test del BCE"

  1. ate   octubre 26, 2014 at 8:52 pm

    ¡Pues ya les vale! Después de cientos de miles de millones de euros de dinero público gastados para tapar la ineptitud y la avaricia de la banca faltaría más que los bancos españoles siguieran teniendo problemas. Ahora que en cuanto vuelvan a ganar dinero, lo primero debería ser devolver hasta el último céntimo y con los correspondientes intereses todo lo que los ciudadanos le hemos dado de nuestros impuestos.

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.