Los farmacéuticos lanzan la ‘Declaración de Córdoba’

El objetivo es mostrar el compromiso de la Farmacia Comunitaria con la mejora de la atención a los pacientes.

Cruz de las farmacias.
Cruz de las farmacias. / http://farma-ceutics.com

Redacción. El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos ha presentado en el XIX Congreso Nacional Farmacéutico la ‘Declaración de Córdoba’ que, según ha informado la presidenta de la organización Carmen Peña, tiene como objetivo mostrar el compromiso de la Farmacia Comunitaria con la mejora de la atención a los pacientes, “apostando” por la profesionalidad, la práctica asistencial y el trabajo colaborativo con otros profesionales sanitarios.

Dicha declaración es un llamamiento de la profesión farmacéutica hacia una farmacia que evoluciona adecuándose a las nuevas necesidades sociosanitarias de los pacientes y de los sistemas sanitarios. De esta forma, la profesión farmacéutica muestra su compromiso en avanzar en la “activa participación” de la farmacia comunitaria con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y las consejerías de sanidad en el proceso de reformas del Sistema Nacional de Salud, ofreciendo una farmacia “renovada, profesional y sostenible”.

Asimismo, esperan promover la integración de la Farmacia Comunitaria y la intervención del farmacéutico en los planes y estrategias del Ministerio y de las consejerías de sanidad, implicándolas en la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad y el Seguimiento Farmacoterapéutico. También, pretenden desarrollar la labor asistencial que puede llevar a cabo la farmacia comunitaria en el ámbito sociosanitario, tanto en la atención farmacéutica domiciliaria al paciente, como en la atención farmacéutica en centros sociosanitarios.

Por otra parte, muestran su voluntad de participar en la ‘e-Salud’, impulsando el necesario acceso de los farmacéuticos comunitarios al historial farmacoterapéutico del paciente, con el registro de intervenciones, en un sistema interoperable y que favorezca la comunicación entre los profesionales; e incidir en el valor estratégico del medicamento y de su dispensación en la Farmacia Comunitaria, para asegurar su calidad y accesibilidad a la población, incluyendo los medicamentos de innovación que por sus características sean de uso ambulatorio para el paciente.

En la Declaración, los impulsores han señalado su intención de mantener ante las administraciones la necesidad de una planificación sanitaria de la red asistencial de farmacias, con criterios de viabilidad económica, una propiedad/titularidad por el farmacéutico y una retribución profesional que asegure a los ciudadanos una Farmacia Comunitaria de calidad, ya sea rural o urbana.

La promoción del Desarrollo Profesional Continuo de los farmacéuticos y, además, el apoyo a las universidades para que los contenidos de la formación de grado contemplen y se adapten a la práctica asistencial orientada a las nuevas necesidades de los pacientes sobre medicamentos y productos sanitarios, es otro de los objetivos que contempla la profesión farmacéutica.

Del mismo, espera fomentar la investigación en los procesos asistenciales de la farmacia comunitaria y trabajar en el desarrollo de servicios profesionales farmacéuticos centrados en el paciente, acordes con las competencias de los farmacéuticos, con exigencias de calidad y Buenas Prácticas, retribuidos, amparados jurídicamente y que puedan prestarse por todas las farmacias desde la voluntariedad.

Finalmente, se comprometen a impulsar una mayor coordinación de los farmacéuticos comunitarios con los de hospital y atención primaria, así como una práctica colaborativa con otros profesionales sanitarios, favoreciendo el trabajo en equipo y la continuidad asistencial del paciente; y promover el respaldo institucional y político, así como alianzas estratégicas con otras organizaciones, asociaciones, sociedades científicas y universidades, para favorecer el desarrollo de estas líneas de trabajo.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.