La vendimia 2014 concluye en Rioja “con más cantidad y calidad que la cosecha anterior”

En esta ocasión la cantidad final recolectada es de aproximadamente 434 millones de kilos de uva, de los que 398 millones son de uva tinta y 36 millones de uva blanca.

Vendimia 2012.

Redacción. La vendimia 2014 ha concluido en la Denominación de Origen Calificada Rioja con unos resultados “que mejoran a los de la pasada campaña tanto cuantitativa como cualitativamente”, según ha comunicado el viernes, 24 de octubre, el Consejo Regulador de la DOCa.

Los Servicios Técnicos del Consejo han ofrecido un primer balance provisional de la cosecha, que sitúa la cantidad final recolectada entorno a los 434 millones de kilos de uva, de los que 398 millones son de uva tinta y 36 millones de uva blanca.

Esta producción, apuntan desde el Consejo, “se corresponde con el potencial productivo que tiene actualmente la DOCa Rioja en función de la limitación de rendimientos máximos por hectárea fijados para esta campaña”.

Tras un ciclo vegetativo “con una climatología muy favorable”, el viñedo riojano presentaba “una excelente situación vegetativa y sanitaria al final del envero, lo que permitía afrontar la vendimia con expectativas de una gran cosecha en cantidad y calidad, que mejorara los resultados de las dos cosechas anteriores”.

En su conjunto, desde el Consejo afirman que “puede decirse que tales expectativas se han cumplido, aunque a diferencia del resto del ciclo, la climatología que ha acompañado una parte de la vendimia no ha sido la ideal”.

El Consejo Regulador comunicaba “el día 21 de octubre el cierre oficial de una vendimia cuyas primeras uvas se cortaron el 30 de agosto en la localidad más oriental de la Denominación, Alfaro, desarrollándose lentamente y con normalidad hasta la primera semana de octubre, fechas en las que tradicionalmente se produce el apogeo de la vendimia en Rioja”.

En este periodo “se recolectaron más de 300 millones de kilos de uva, que entraron en bodega en excelentes condiciones sanitarias, lo que permite ser optimistas respecto a la calidad de la mayor parte de los vinos elaborados”.

El último tercio de la vendimia “ha estado condicionado por una climatología desfavorable, que ha propiciado la aparición de focos de botrytis y ha exigido a los viticultores riojanos demostrar una vez más su buena preparación para afrontar estas situaciones y obtener lo mejor de cada explotación mediante una vendimia selectiva”.

Los efectos negativos, con todo, “se han visto minimizados en buena parte de los viñedos que habían recibido los tratamientos adecuados, como aclareo de racimos, deshojado, etc., reduciéndose así el porcentaje de uva afectada”.

La superficie total de viñedo productivo en la Denominación para esta cosecha 2014 ha sido de 61.536 hectáreas, trescientas menos que en la cosecha anterior.

De ese total, 57.665 hectáreas corresponden a variedades tintas, de las que se ha obtenido una producción de 398 millones de kilos, y 3.871 hectáreas a variedades blancas, cuya producción ha sido de 36 millones de kilos.

La producción total ha sido de 434 millones de kilos, de la que se descontará la descalificada por superar el rendimiento máximo por hectárea permitido. La calificación de todos los vinos mediante el examen analítico y de cata que iniciará próximamente el Consejo Regulador permitirá valorar de forma precisa la calidad de todas y cada una de las elaboraciones.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.