El FROB habilita una cuenta para la devolución de las cantidades relacionadas con las tarjetas B

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria 'custodiará' este dinero después de que los asesores de la Fundación Caja Madrid recomendaran a la entidad devolver el importe depositado por los implicados.

El Tesoro ha ofrecido a los inversores los intereses más bajos de la historia.
El Tesoro ha ofrecido a los inversores los intereses más bajos de la historia.

Europa Press. Tras la decisión de la Fundación Caja Madrid de devolver los ingresos que habían depositado en sus cuentas algunos implicados en el escándalo de las tarjetas ‘B’, una cantidad que asciende a 462.549,95 euros correspondiente a nueve ingresos, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha habilitado una cuenta en Bankia para recoger la devolución de dichas cantidades.

La postura de la Fundación Caja Madrid se sostiene en los informes de los tres asesores a los que ha contratado para dilucidar si debía exigir la devolución de los importes gastados. Éstos concluyen que a la Fundación Obra Social y Monte de Piedad de Madrid “no le corresponde reclamar para sí la restitución del dinero gastado con las tarjetas”.

“La Fundación devolverá de manera automática todos los ingresos que lleguen en relación con este tema”, ha garantizado.

Los informes de los despachos Pérez-Llorca y Baker & McKenzie, y la consultora especializada en informes ‘forensic’ Grant Thornton argumentan que la parte del patrimonio segregado a Bankia habría incluido los activos y pasivos derivados de las tarjetas de consejeros y directivos, de acuerdo con lo establecido en las escrituras de segregación de 16 de mayo de 2011, por el que la extinta entidad financiera traspasó el negocio bancario y financiero a BFA y posteriormente a Bankia.

Estas escrituras de segregación indican que BFA-Bankia recibe “todos los activos y pasivos de Caja Madrid a excepción de los de la antigua Fundación Caja Madrid, la Obra Social y el Monte de Piedad”.

El informe de la empresa ‘forensic’ destaca que las cuentas en las que se contabilizaron los gastos de tarjetas tienen que ver con el negocio bancario y no están en relación con cuenta alguna de Fundación, Obra Social y el Monte de Piedad. “Lo que confirma que las conclusiones de orden jurídico y contable son coincidentes”, subraya el comunicado.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.