El Gobierno destinará 55 millones de euros para compensar los elevados costes de producción de los regantes

Isabel García Tejerina ha avanzado que los cambios en el régimen de módulos tendrán efectos ya en 2014, mientras que la exención del impuesto especial será a partir de 2015.

Isabel García Tejerina
Isabel García Tejerina.

Redacción. La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente Isabel García Tejerina ha anunciado el miércoles, 8 de octubre, que el Gobierno destinará 55 millones de euros para compensar los elevados costes de los regantes tras la entrada en vigor de la nueva tarifa eléctrica.

García Tejerina ha realizado este anuncio después de reunirse en la sede del Ministerio de Agricultura con las organizaciones profesionales agrarias y con la Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España (Fenacore) para abordar el tema de las tarifas eléctricas en el regadío.

“Se va a introducir en la reforma fiscal una exención del 85% del impuesto especial de la electricidad para los regantes y una rebaja del módulo de IRPF para compensar el incremento de costes. En total, se destinarán unos 55 millones de euros”, ha indicado la titular del ramo, que ha subrayado que el impacto en una explotación media rondará los 650 euros.

En concreto, la ministra ha avanzado que los cambios en el régimen de módulos tendrán efectos ya en 2014, mientras que la exención del impuesto especial será a partir de 2015. De esta forma, Agricultura, en colaboración con Hacienda, ha planteado al sector una exención parcial del 85% del impuesto de electricidad y un ajuste de la fiscalidad a los regantes que tributen en el régimen de estimación objetiva del IRPF.

La titular de Agricultura ha subrayado que llevan “más de un año” trabajando en la búsqueda de soluciones conjuntas, ya que “no era una situación sencilla” al tener que dar una solución para todos. “El Gobierno se comprometió con los agricultores para buscar una fórmula que paliara el efecto de la nueva tarifa eléctrica sobre los regadíos y que ha repercutido negativamente en los regantes”, ha indicado.

García Tejerina ha reconocido que espera que estas medidas supongan “un respiro importante” para los regantes españoles. “La mejora de la competitividad de las explotaciones de regadío es muy importante para la agricultura española. La suma de estos impuestos es de 55 millones de euros, que permitirá así compensar el impacto de la medida del cambio de tarificación de 2013”, ha reiterado.

 

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.