La auxiliar de enfermería contagiada de ébola está recibiendo suero de la hermana Paciencia, que superó la enfermedad

Hay cuatro personas que permanecen ingresadas en el Hospital La Paz-Carlos III: la enferma, su marido, un viajero procedente de Nigeria y otra enfermera que atendió al misionero García Viejo. Sanidad tiene sometidas a 22 personas a un seguimiento de seguridad.

Hospital Carlos III
Hospital Carlos III

Redacción. La auxiliar de enfermería infectada de ébola ingresada en el Hospital Carlos III- La Paz de Madrid, Teresa R., está siendo tratada con suero procedente de la hermana Paciencia Melgar, que padeció y superó la enfermedad en agosto mientras estaba en Liberia y que llegó a España el pasado 25 de septiembre con el objetivo de donar sangre para el religioso García Viejo, quien falleció finalmente.

Así lo ha confirmado la secretaria de la Sección sindical de CCOO en el hospital La Paz, Esther Quiñones, tras una concentración que han mantenido los trabajadores a la puerta del centro.

La directora general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Mercedes Vinuesa, había informado en su comparecencia en el Congreso de que a la paciente se le han empezado a aplicar este lunes 6 de octubre, las”opciones terapéuticas” que hay disponibles en nuestro país.

Cuatro personas ingresadas. Así, en estos momentos un total de cuatro personas permanecen ingresadas en el Hospital La Paz-Carlos III, de las cuales el caso de la técnico auxiliar es el único confirmado, dos son sospechosos (incluido el del marido de la técnico de enfermería) y otro caso de una enfermera que no presenta fiebre y que está ingresada por seguridad. Así lo han detallado el gerente de La Paz-Carlos III, Rafael Pérez-Santamarina, el jefe del Servicio de Medicina Interna del centro, Francisco Arnalich, y el jefe de la Unidad de Infecciosas, José Ramón Arribas.

La paciente con ébola permanece estable y ha evolucionado favorablemente y no a apresentado ninguna reacción al suero hiperinmune procedente de donante convaleciente que le han suministrado. Aparte del suero, Arribas ha explicado que el Hospital La Paz-Carlos III tiene a su disposición un antiviral, denominado Favipiravir, que no ha sido probado en seres humanos pero sí “animales pequeñas”.

Mientras, el marido de la técnico ha sido ingresado y se le hará los test pertinentes para determinar o descartar si tiene la enfermedad dado que ha estado en contacto directo, tal y como han indicado los facultativos y el gerente del hospital.

Responsables del Hospital Carlos III en rueda de prensa. / Foto: Europa Press
Responsables del Hospital Carlos III en rueda de prensa. / Foto: Europa Press

Por otro lado, también permanece ingresado un viajero que hizo un vuelo internacional (procedente de Nigeria) y que, en caso de que dé negativo, podría ser dado de alta y pasar a vigilancia externa. En su caso, se le ha hecho una primera prueba de ébola que ha dado negativo y mañana se le someterá a la segunda que, de ser negativa, supondrá su alta y la retirada de la condición de posible caso sospechoso, tal y como ha dicho Arnalich, quien ha explicado que enfermedades como la malaria presenta síntomas similares a los del ébola.

Finalmente, y por seguridad, el jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital La Paz-Carlos III ha precisado que permanece ingresada una enfermera que ha estado expuesta de forma protegida al virus y que no presenta fiebre, simplemente una diarrea. En este caso, Arnalich ha apuntado que no se trata de un caso sospechoso sino de “estudio”. El facultativo ha aseverado que dicha enfermera está ingresada por haber tratado Manuel García Viejo, detallando que siempre lo hizo con traje de aislamiento y acorde a las medidas de seguridad.

22 personas en vigilancia. Asimismo, Sanidad tiene contabilizados un total de 22 contactos con la auxiliar de enfermería de La Paz-Carlos III de personas fuera del ámbito del hospital, a los que se está sometiendo a continuo seguimiento por seguridad.

Rafael Pérez-Santamarina ha indicado que la mayoría de estas personas son del ámbito sanitario, entre los que se encuentra el personal de la asistencia del hospital de Alcorcón. En este sentido, ha explicado que se va a realizar un continuo seguimiento por si hubiera cualquier problema y ha apuntado que esta auxiliar cogió vacaciones -saliendo fuera de Madrid- justo al día siguiente de que falleciera el religioso con ébola Manuel García Viejo, al que atendió.

En este sentido, el gerente de La Paz-Carlos III ha detallado que los seguimientos a las personas en contacto con esta paciente, tanto del ámbito de su centro de trabajo como fuera de él, van a ser mucho más proactivos. “Se están revisando todos los protocolos tanto fuera del hospital como dentro de él”, ha precisado.

Listado de personas. Por otro lado, la directora general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Mercedes Vinuesa, ha confirmado en el Congreso que el listado de las personas que han estado en contacto con la enfermera con ébola está “prácticamente” finalizado, si bien no ha precisado cuántas personas están en vigilancia epidemiológica.

Durante su segunda intervención en la Comisión de Sanidad de la Cámara Baja, Vinuesa ha explicado que actualmente hay dos líneas de investigación abiertas “para saber lo que ha ocurrido” y, para ello, uno de los aspectos que “más interesa” es saber con qué personas estuvo en contacto la enfermera tras experimentar los primeros síntomas.

En este sentido, ha avanzado que el listado de contactos está “prácticamente terminado”, y en él “lo primero que se ha hecho es ver cuáles han sido los contactos más estrechos” que mantuvo esta enfermera desde el 30 de septiembre, cuando la afectada comenzó a encontrarse mal y presentar algo de fiebre.

La otra línea de investigación abierta es el estudio del mecanismo de actuaciones que se produjeron durante los días en que el misionero Manuel García Viejo estuvo ingresado en el hospital, del 21 al 25 de septiembre, a fin de identificar el mecanismo de infección del virus.

En este punto, ha reconocido que la Comunidad de Madrid tiene registradas todas las actuaciones que se llevaron a cabo y por eso se ha podido saber que accedió a la habitación en dos ocasiones, una para cambiar el pañal al paciente y otra tras el fallecimiento para recoger residuos del misionero.

Desinfección en la vivienda de la afectada. Asimismo, la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha informado de que acudirá este mismo martes, 7 de octubre, a la finca donde vive Teresa R. y su marido, Javier L., para desinfectar las zonas comunes. La pareja vive en una urbanización en Alcorcón, y, según la administradora de la finca, están esperando la llegada de los profesionales de Sanidad que desinfectarán las zonas comunes y llevarán a cabo tareas de limpieza.

La administradora ha explicado que ha hablado con el marido de la enfermera y que ha dicho que se encontraba “bien” pero que estaba disgustado porque le han llamado de Sanidad para decirle que tienen que sacrificar al perro que tiene la pareja, algo que Javier L. no quiere hacer y, de momento, no ha dado su consentimiento, ha asegurado la administradora. A la hora de comer un furgón con dos agentes han acudido a custodiar la entrada.

Cumplimiento de protocolos. La auxiliar de enfermería infectada ha indicado que ha cumplido todos los protocolos de seguridad establecidos y el Hospital La Paz-Carlos III asevera que todas las medidas se cumplieron, si bien se van a revisar dichos protocolos ante la “desagradable sorpresa” que les ha provocado el caso del contagio, ha afirmado fuentes del Hospital La Paz-Carlos III.

Éstas han precisado que se está revisando el procedimiento, que se ha seguido “escrupulosamente”, aunque ha reconocido la posibilidad de que haya habido algún “imprevisto o error” en la cadena de prevención, si bien esa posibilidad no le consta “porque no ha habido ninguna incidencia registrada”.

 Información ciudadana sobre precauciones y síntomas del virus y un teléfono de consultas 

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.