Científicos granadinos trabajan en la búsqueda de nuevos fármacos naturales contra el ébola

En la actualidad, sus trabajos se centran en identificar compuestos que inhiban esta interacción y permitan 'bloquear' la salida del virus del Ébola de las células infectadas, lo que evitaría su propagación.

Grupo de investigadores españoles
Grupo de investigadores españoles

Redacción. Científicos de la Universidad de Granada (UGR) y la Fundación Medina trabajan en la actualidad de manera conjunta para identificar productos naturales eficaces contra el virus del Ébola.

Los investigadores granadinos llevan varios años estudiando la interacción entre las proteínas celulares Tsg101 y Nedd4 y la proteína VP40 de la cápside del virus del Ébola, que juega un papel esencial en su propagación. La identificación de inhibidores de alta afinidad podría suponer un paso previo para el desarrollo de nuevos fármacos contra la enfermedad, informa la UGR en una nota.

En la actualidad, su trabajo se centra en identificar compuestos que inhiban esta interacción y permitan ‘bloquear’ la salida del virus del Ébola de las células infectadas, lo que evitaría su propagación. Hasta la fecha, y tras más de una década de investigación, han logrado desarrollar un inhibidor de alta afinidad cuya efectividad contra el virus se está probando en la actualidad en la Universidad de Pennsylvania (Estados Unidos).

Como explica la profesora Irene Luque Fernández, miembro del grupo de Biofísica y Biotecnología Molecular de la Universidad de Granada y líder de este proyecto, “si logramos confirmar que esta molécula bloquea la infección de las células sanas, habríamos dado un paso importante en el tratamiento no sólo del Ébola, sino también de otros virus como el VIH, el herpes simple tipo I o la rabia”. Además, este tipo de fármacos, dirigidos hacia proteínas humanas, tendrían menos tendencia al desarrollo de resistencia, que es uno de los principales problemas de los actuales tratamientos antivirales”.

La investigadora de la UGR está satisfecha con los resultados preliminares que han logrado, si bien incide en que este trabajo “se encuentra todavía en una fase de investigación básica y aún queda un largo camino por recorrer hasta tener un compuesto con posibilidad de aplicación terapéutica”.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.