El Gobierno prevé ingresar un 6,8% más por cotizaciones gracias a la mejora del empleo

Bajan los ingresos por cotizaciones de parados y suben los de trabajadores y empresas y los del cese de actividad de los autónomos.

El Gobierno espera que el empleo se active. / Foto: Europa Press.
El Gobierno espera que el empleo se active. / Foto: Europa Press.

Europa Press. La Seguridad Social ingresará por cotizaciones sociales un total de 109.833,3 millones de euros en 2015, un 6,8% más que lo presupuestado inicialmente en 2014, según consta en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo año.

Este montante permitirá a la Seguridad Social financiar el 80,7% de su presupuesto total, según asegura el Gobierno, que explica el repunte de los ingresos por cotizaciones en la evolución positiva de la afiliación al Régimen General y al de Autónomos y en el comportamiento “más favorable” de la remuneración media de asalariados y del empleo previsto para 2015.

De hecho, el Ejecutivo calcula que en 2015 la Seguridad Social ingresará 101.868,8 millones de euros en cotizaciones de empresas y trabajadores ocupados, un 8,6% más que en 2014, mientras que percibirá 159,08 millones por cuotas correspondientes a la prestación de cese de actividad de los autónomos, un 5,9% más. Por cotizaciones de desempleados, se recaudarán 7.805,4 millones de euros, un 12,3% menos que en 2014.

En términos de Contabilidad Nacional, el Gobierno proyecta para 2015 un déficit en la Seguridad Social del 0,6% del PIB, por lo que las líneas de actuación que presidirán el presupuesto del sistema “perseverarán en la austeridad y la eficiencia del gasto”. Este año, la Seguridad Social espera cerrar con un déficit cercano a los 14.000 millones de euros, equivalente al 1,4% del PIB.

Tras las cotizaciones sociales, las aportaciones del Estado son las que más contribuyen a la financiación de la Seguridad Social. El Gobierno estima que las aportaciones estatales alcanzarán en 2015 los 13.073,65 millones de euros, un 0,6% más.

7.500 millones para complementos a mínimos. El grueso de la transferencia estatal a la Seguridad Social lo concentra la aportación del Estado para financiar los complementos a mínimos, que se situará en 7.563 millones de euros, frente a los 7.633 millones de euros presupuestados en 2014.

El Ejecutivo explica que las aportaciones del Estado para pagar las pensiones no contributivas ascenderán a 2.402,8 millones de euros, “lo que permitirá atender el coste derivado de la evolución del colectivo y la revalorización del 0,25%” prevista para 2015. A las prestaciones no contributivas de protección a la familia se dedicarán 1.385,5 millones de euros.

Por su parte, la dotación para la cobertura del sistema de atención a la dependencia suma 1.177 millones de euros para 2015, de los que 1.087,18 millones de euros corresponden a la financiación del mínimo garantizado por el Estado.

Se incrementan los gastos. En cuanto al presupuesto de gastos de la Seguridad Social, éste alcanzará los 132.724,3 millones de euros en 2015, lo que representa un incremento del 2,5% respecto a 2014.

La mayor parte de esta dotación, con 115.669,2 millones de euros, se dedicará al pago de las pensiones contributivas (+3,2%), mientras que 2.242,6 millones irán destinados al abono de pensiones no contributivas (+3,5%); 2.098,2 millones al pago de prestaciones por maternidad y paternidad (-3,7%), y 4.942,7 millones a subsidios por incapacidad temporal (+1,3%).

El Gobierno explica que el presupuesto de la Seguridad Social para 2015 atiende al cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria 2014-2017 y al techo de gasto para el conjunto del sector público.

Políticas activas de empleo. Por otro lado, el presupuesto para 2015 destinado a políticas activas de empleo alcanza los 4.746,3 millones de euros, un 16,5% más que en 2014, según el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo año .

Del importe total para políticas activas, 4.712,1 millones de euros, un 16,6% más que en 2014, corresponden a lo que el Gobierno denomina programa de Inserción y Estabilidad Laboral, en el que se integran el fomento y la gestión de empleo y la formación profesional.

El resto del montante destinado a políticas activas, 34,35 millones, se asigna al desarrollo de la economía social y la responsabilidad social de las empresas, cuyo presupuesto aumenta un 7,2% respecto al de 2014 (31,96 millones de euros).

El Gobierno precisa en el proyecto de los PGE para 2015 que se han solicitado ayudas por importe de 670 millones de euros al Fondo Social Europeo (FSE) para financiar el próximo año acciones que inciden en el gasto en políticas activas de empleo.

Reducen el gasto en prestaciones por desempleo con vistas a una futura bajada del paro

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.