La fotografía de una cordobesa en 1933, de Henri Cartier Bresson, estrella de la próxima subasta de la galería Phillips en Nueva York

Hasta el próximo día 30 de septiembre el público puede visitar la colección que se va a subastar en el 450 Park Avenue de la capital neoyorquina.

La fotografía de la mujer cordobesa de Cartier Bresson.
La fotografía de la mujer cordobesa de Cartier Bresson.

Redacción. Una fotografia tomada en Córdoba en 1933 por Henri Cartier Bresson en la que aparece una señora de la época con la mano en el pecho junto al dibujo de otra dama, es la pieza más cotizada y codiciada de la próxima subasta que la galería Phillips New York celebrará en la capital neoyorquina el próximo 1 de octubre.

Esta fotografía procedía de la colección de Julian Levy, que fue el coleccionista más importante de la década de los 30 en Estados Unidos y pionero en el surrealismo y la fotografía. Levy abrió su galería en 1931 y en 1933 exhibió la obra de Cartier Bresson, en el mismo año en que la fotografía de la cordobesa fue tomada.

El importe de salida de la citada pieza se sitúa entre 8o.000 y 120.000 dólares y se subastará conjuntamente con otras 116 piezas que representan un valor global estimado de 1.148.000 a 1.659.000 dólares.

Las citadas fotografías han pertenecido al The Art Institute of Chicago, recientemente votado por los usuarios de Trip Advisor como el mejor museo del mundo.

La próxima subasta incluye obras de Henri Cartier-Bresson, Irving Penn, Robert Heinecken y Ansel Adams recogidas durante los últimos 60 años.

Cartier Bresson
Henri Cartier Bresson (22 de agosto de 1908 – 3 de agosto de 2004) fue un célebre fotógrafo francés considerado por muchos el padre del fotorreportaje. Predicó siempre con la idea de atrapar el instante decisivo, versión traducida de sus “imágenes a hurtadillas”. Se trataba, pues, de poner la cabeza, el ojo y el corazón en el mismo momento en el que se desarrolla el clímax de una acción.

A lo largo de su carrera, tuvo la oportunidad de retratar a personajes como Pablo Picasso, Henri Matisse, Marie Curie, Édith Piaf, Fidel Castro y Ernesto “Ché” Guevara. También cubrió importantes eventos, como la muerte de Gandhi, la Guerra Civil Española, donde filmó el documental sobre el bando republicano ‘Victorie de la vie’, la SGM, en la que estuvo en la Unidad de Cine y Fotografía del ejército galo o la entrada triunfal de Mao Zedong a Pekín.

Cartier Bresson fue el primer periodista occidental que pudo visitar la Unión Soviética tras la muerte de Stalin. En el año 1982 recibió el Premio internacional de la fundación Hasselblad.

Cofundador de la Agencia Magnum, su obra fue expuesta, en el museo del Louvre, en París, en 1955. Junto a su esposa, la también fotógrafa Martine Frank, creó en el año 2000 una fundación encargada de reunir sus mejores obras, situada en el barrio parisino de Montparnasse.

En 2003, Heinz Bütler dirigió la película suiza ‘Henri Cartier Bresson Biographie eines Blicks’, documental biográfico interpretado por el propio Cartier-Bresson además de Isabelle Huppert, entre otros.

Para algunos, Cartier Bresson es una figura mítica en la fotografía del siglo XX. Uno de sus mejores biógrafos (Pierre Assouline) lo apelaría como «el ojo del siglo».

 

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.