La Iglesia beatifica a Álvaro del Portillo en Valdebebas

Una multitudinaria ceremonia que ha congregado a más de 200.000 personas en la localidad madrileña ha servido para declarar beato al sucesor de José María Escrivá al frente del Opus Dei.

La ceremonia de beatificación de Álvaro Portillo en Valdebebas./Foto: Europa Press
La ceremonia de beatificación de Álvaro Portillo en Valdebebas./Foto: Europa Press

Europa Press. La Iglesia ha declarado beato al sucesor de San José María Escrivá al frente del Opus Dei en una ceremonia presidida por el prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el cardenal Angelo Amato, que ha congregado a más de 200.000 personas de 80 países distintos, según la organización.

“Concedemos que el Venerable Siervo de Dios Álvaro del Portillo y Diez de Sollano, obispo, prelado de la Prelatura Personal de la Santa Cruz y Opus Dei, pastor según el corazón de Cristo, celoso ministro de la Iglesia, de ahora en adelante sea llamado Beato y se pueda celebrar cada año su festividad el 12 de mayo”, ha pronunciado el cardenal Amato en latín, según la fórmula de beatificación.

Tras el canto de entrada, y por el rito de beatificación, el prelado del Opus Dei junto al postulador se han acercado al cardenal Amato y le han pedido que se proceda a beatificar a Álvaro del Portillo. El postulador ha leído unas notas biográficas y el cardenal Amato ha pronunciado la fórmula en latín. A continuación, la asamblea ha entonado el canto de alabanza y se ha descubierto la imagen del beato.

Durante el canto, el niño chileno José Ignacio Urreta Wilson, el pequeño del milagro por el que se declara beato a Álvaro del Portillo, ha portado sus reliquias en procesión hasta el altar y el prelado del Opus Dei se ha dado un “abrazo de paz” con el representante del Papa, que les ha entregado una copia de la Carta de Beatificación.

El Milagro
El milagro se refiere a la curación instantánea del menor José Ignacio Ureta Wilson que, a los pocos días de nacer, en agosto de 2003, sufrió un paro cardíaco de más de media hora y una hemorragia masiva. Sus padres rezaron a través de la intercesión de monseñor Álvaro del Portillo y, cuando los médicos pensaban que el bebé estaba muerto, el corazón del recién nacido comenzó a latir de nuevo, hasta alcanzar el ritmo de 130 pulsaciones por minuto.

El Papa Francisco firmó el pasado 5 de julio de 2013 el Decreto de la Congregación de las Causas de los Santos que reconoce este milagro atribuido a la intercesión de don Álvaro del Portillo.

Biografía
Álvaro del Portillo nació en Madrid (España) el 11 de marzo de 1914 en una familia cristiana y fue el tercero de ocho hermanos. Estudió en la Universidad y se convirtió en Doctor Ingeniero de Caminos y Doctor en Filosofía y en Derecho Canónico.

En 1935 se incorporó al Opus Dei, fundado por San Josemaría Escrivá de Balaguer el 2 de octubre de 1928 y muy pronto se convirtió en su colaborador más próximo. El 25 de junio de 1944 fue ordenado sacerdote.

El 15 de septiembre de 1975, en el congreso general convocado tras el fallecimiento del fundador, Álvaro del Portillo fue elegido para sucederlo al frente del Opus Dei. El 28 de noviembre de 1982, cuando el beato Juan Pablo II erigió el Opus Dei en prelatura personal, lo designó Prelado de la nueva prelatura y ocho años después, lo nombró obispo.

A lo largo de los años en que estuvo al frente del Opus Dei, Álvaro del Portillo promovió el comienzo de la actividad de la prelatura en 20 nuevos países y estimuló la puesta en marcha de iniciativas sociales y educativas.

Además, fue el primer rector del Colegio Romano de la Santa Cruz de Roma, erigido por el fundador del Opus Dei, y ocupó diversos cargos en el Vaticano convirtiéndose en consultor de 13 organismos de la Santa Sede. Asimismo, participó activamente en los trabajos del Concilio Vaticano II. Álvaro del Portillo falleció en Roma en la madrugada del 23 de marzo de 1994.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.