España y China suscriben un convenio bilateral que reforzará e impulsará la cinematografía de ambos países

El documento recoge las normas a las que deben ajustarse la realización de coproducciones, y los requisitos que deben cumplir los productores interesados en acceder a los beneficios de la coproducción.

El convenio se ha firmado en Shangai. / Foto: Moncloa.
El convenio se ha firmado en Pekín. / Foto: Moncloa.

Redacción. Representantes de los Gobiernos de España y China han firmado en Pekín, bajo la presidencia del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el primer ministro chino, Li Keqiang, un convenio bilateral que tiene como principal objetivo regular y potenciar las coproducciones cinematográficas entre ambos países.

El principal aspecto que se regula en este convenio son las coproducciones cinematográficas que en los últimos años se han convertido en un instrumento esencial para la mejora de la financiación de las producciones y para garantizar un ámbito de distribución más amplio.

En el acuerdo suscrito se recogen las disposiciones relativas a la aprobación del régimen de coproducción. A lo largo de su articulado se especifican las normas a las que deben ajustarse la realización de coproducciones, y los requisitos que deben cumplir los productores interesados en acceder a los beneficios de la coproducción: participación financiera, proporción de las aportaciones a las que deben ajustarse los coproductores respectivos, las disposiciones que rigen los trabajos de rodaje, entre otros aspectos.

Cabe destacar que este convenio con China llega en un momento en el que se están impulsando medidas fiscales en España para hacer especialmente atractivo el desarrollo de rodajes en el país y la coproducción. En la reforma fiscal que se encuentra en tramitación parlamentaria se ha creado una nueva deducción para atraer rodajes del 15% de los gastos realizados en España por grandes producciones extranjeras, con un mínimo de gasto de un millón y un límite de la deducción de 2,5 millones por cada producción, con la posibilidad de abono sin límite de cuota. Y han desaparecido las limitaciones que existían para el coproductor financiero.

El Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) espera que los intercambios entre nuestras cinematografías se incrementen de tal manera que las audiencias chinas conozcan en mayor profundidad el cine español, y las españolas el cine chino, y que casos como el éxito de algunas de nuestras películas en China (“Las aventuras de Tadeo Jones” y “Lo imposible”) no se consideren casos aislados.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.