El supuesto pederasta de Ciudad Lineal pasará a disposición judicial el 26 de septiembre

El individuo es un español con diversos antecedentes por otro tipo de actividades criminales, que tenía fijada su residencia habitual en Santander y se desplazaba Madrid para perpetrar sus crímenes.

El supuesto pederasta, Antonio Ortiz. / Foto: Europa Press
El supuesto pederasta, Antonio Ortiz. / Foto: Europa Press

Europa Press. El conocido como el pederasta de Ciudad Lineal -y que responde a las iniciales de Antonio Ortiz- ya se encuentra en Madrid procedente de Santander donde ha sido detenido, según informaron a fuentes de la investigación.

A.O. será trasladado a la Jefatura Superior de Policía de la capital española donde permanecerá hasta el viernes, 26 de septiembre, día en el que pasará a disposición judicial y prestará declaración ante la jueza de Instrucción número 10 de Madrid, María Antonia de Torres Díez-Madroñero.

Esta magistrada, encargada de las pesquisas relacionadas con el pederasta, ha decretado el secreto de las actuaciones, según han confirmado fuentes judiciales.

Cabe recordar que agentes de la Policía Nacional detuvieron a este hombre sospechoso de ser el pederasta de Ciudad Lineal en el marco de un dispositivo policial desplegado tras meses de investigación y en el que ha colaborado el FBI.   La detención se produjo a las 7.37 horas de este miércoles, 24 de septiembre, en Santander, donde llevaba dos semanas controlado por la Policía a la espera de reunir carga probatoria suficiente.

El presunto pederasta es un ciudadano español que tenía fijada su residencia habitual en el número 79 de la Bajada de San Juan, en la capital cántabra, donde a mediodía la Policía continuaba el registro de su vivienda (el jueves registrará la casa vacía que había alquilado y donde cometía las violaciones). El hombre, de 42 añós, se desplazaba a Madrid para perpetrar sus crímenes contra menores, según fuentes de la investigación.

Los investigadores creen que se encontraba en Santander para que no se le vinculase con los secuestros y abusos a menores y que aprovechaba sus viajes a Madrid para cometer también otro tipo de delitos.

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díazha, ha dicho en rueda de prensa que el varón tiene un amplio historial policial por robos con violencia, robos con fuerza y violencia de género, y que en los años 90 fue condenado a siete años por retener y agredir sexualmente a una menor de corta edad. Se dedicaba a actividades mercantiles de compraventa de vehículos, era aficionado a las artes marciales y el culturismo, era violento y tenía relaciones con el crimen organizado.

El detenido está acusado de cinco agresiones a menores de entre cinco y 11 años y tres tentativas. El ministro ha confirmado que las agresiones se producían contra menores con las que no tenía ninguna relación, de escaso desarrollo físico y con las que contactaba en parques o zonas de ocio habituales de menores, factores que han complicado la investigación.

Al secuestrador se le atribuyen tres raptos de menores en la zona de Ciudad Lineal. El primer secuestro tuvo lugar en septiembre de 2013 cuando se llevó a una menor de origen latino de cinco años.

El último secuestro se produjo el pasado mes de agosto cuando raptó a una niña de origen dominicano de siete años. El suceso se produjo después de que los abuelos de la pequeña, en un descuido, la perdieran de vista, una situación que el secuestrador aprovechó para que subiera a su vehículo.

En todos los casos, excepto en el último, el agresor narcotizó a sus víctimas y las llevó a un piso, donde presuntamente abusó de ellas. Luego las lavó y las abandonó horas después del rapto.

 La Policía atribuye al pederasta cinco raptos y tres tentativas

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.