El misionero García Viejo que padece ébola continúa ingresado en estado “grave” en el hospital Carlos III

Europa Press. El misionero Manuel García Viejo, que se encuentra ingresado en el Complejo Hospitalario La Paz-Carlos III de Madrid, continúa “grave” tras haberse infectado por el virus del ébola en Sierra Leona, según ha informado la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios (OHSJD) a la que pertenece el religioso.

El paciente ha pedido que se mantenga la privacidad de su estado de salud, de ahí que la orden pida “paciencia y cautela” ante los momentos “tan delicados” que están viviendo y agradezca las muestras de apoyo e interés recibidas.

Asimismo, ha reiterado su confianza y agradecimiento a los profesionales sanitarios del centro hospitalario donde está siendo atendido García Viejo.

Este lunes, 22 de septiembre, la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid informó de que el paciente, que fue ingresado en la madrugada de ese mismo día tras ser repatriado a España procedente del país africano, presentaba una “importante deshidratación” y una afectación hepato-renal.

Por el momento, el tratamiento que iba a recibir era “de soporte”, es decir, centrado en el control de los síntomas, al no haber un tratamiento específico para combatir el virus.

Una de las terapias experimentales que se han desarrollado en los últimos meses, el ‘Zmapp’, con el que se trató al religioso Miguel Pajares también repatriado, se encuentra actualmente agotado en todo el mundo. Una situación que ha propiciado que el Ministerio de Sanidad esté gestionando posibles alternativas terapéuticas para poder tratar a García Viejo.

Una de ellas sería el uso de suero de un paciente alemán que ha sobrevivido al virus, pero el inconveniente es que el paciente tenía hepatitis B, por lo que se deben hacer pruebas “para valorar si se le puede poner por motivos de seguridad”.

Según informó el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio, Pedro Simón, los resultados de dichas pruebas podrían conocerse a lo largo de este martes, aunque posteriormente deberían ser los médicos y el propio paciente los que decidieran recurrir a esta alternativa terapéutica.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.